Una conversación sincera con Luis Vargas

Escrito por: Andrés Mateo Lozano Guzmán | Fotografías por: Santiago Balaclava

Después de sentarnos a hablar con Luis Vargas para nuestro podcast (para los que se perdieron aquella edición pueden encontrarla aquí), y en el marco de su próximo paso por el continente asiático y por el continente europeo,  nos hemos tomado la molestia de volver a cruzar un par de palabras con él, esta vez para vislumbrar lo que resulta ser la perspectiva que puede tener su figura veterana, en relación a todos los factores que rodean nuestra escena electrónica colombiana.

Encuentre, pues, en esta entrevista, no solo el perfil de su figura, sino también la perspectiva que nos puede dar su experiencia, sobre todo lo que ha pasado, y todo lo que está pasando en términos electrónicos en el país; incluyendo también algunos proyectos que han sido curados por su esfuerzo, así como también el estado y el futuro de dichos desarrollos que el gestiona.

Disfrute a su vez de la galería de fotos realizada por nuestro artista visual invitado, Santiago Balaclava, realizada en el marco del aniversario de Klan 31, celebrado el pasado mes de agosto, junto a la mítica figura londinense, Dave The Drummer.

Sin más preámbulos los dejamos con UNA CONVERSACION SINCERA CON LUIS VARGAS

Un paradigma que valdría la pena aclarar

 

 

  • ¿Qué opinión te merece que haya mucha gente que asocie tu figura artística con un sonido univoco especifico?

    Luis Vargas y sus dos aka’s NO representan un sonido univoco especifico, a diferencia de lo que mucha gente pueda creer. Mucha gente solo conoce a Sonicore, y a partir de ahí se crean una imagen de lo que yo soy. Lo mismo ocurre en sentido contrario, con personas que conocen a Sonico y no conocen a Sonicore. Esto me llevo en un momento de mi carrera a separar mis proyectos. Muchas veces llego con mi aka de Sonico al escenario y me dicen: “Severo, vas a tocar hardtechno”. A lo que yo les respondo: “Loco, vengo a abrirle a Marcel Dettman”. En otras ocasiones me dicen: “Vas a tocar techno, que bien”. A lo que yo les respondo: “Loco, esto es una Hardcodelia”.

    Aunque este tipo de situaciones sucedan por desconocimiento o por extrañas asociaciones, digan lo que digan nunca me van a quitar lo que en realidad yo soy. No busco reconocimiento ni tampoco busco que todo el mundo lo tenga que entender, pero espero  poder dar lo mejor de sí cada vez que me suba al escenario. Es un hecho que la gente me asocia con un sonido duro, sea cual sea la faceta que muestre, hecho que no molesta, ya que siempre he sido una persona de mentalidad dura e ideas radicales. No obstante si me es un poco difícil negar lo frustrante que resulta la ignorancia  de las personas, así como también la poca capacidad investigativa de la gente.

El mensaje que le da Luis Vargas a la vanguardia en Colombia

  • ¿Qué le dirías a las personas que desean crear un proyecto (club, colectivo, espacio) relacionado con sonidos vanguardistas del género, teniendo en cuenta lo que has logrado con un espacio como Klan 31 hasta el momento?

    Les diría que sean leales a sus pensamientos y a sus sentimientos. Deben preguntarse: ¿Qué es lo que quieren hacer?, ¿Porque lo quieren hacer?, ¿A dónde quieren llegar? Deben tener en cuenta que las referencias son buenas, mas no la copia o el plagio. Es muy importante que sean leales a lo que hacen y a su propia creatividad. Resulta a su vez trascendental que se cuestionen que los hace diferentes a las millones de propuestas que existen hoy en día. Nunca deben olvidar que la constancia y la humildad son muy importantes en este negocio.
  • ¿Qué tendrías que decirle a aquellas personas que consideran como una tarea casi imposible incursionar a nivel internacional en géneros vanguardistas como el hardtechno o drum and bass?

     

    Ya mucha gente está saliendo fuera con proyectos de vanguardia, pero el tema es que la gente no lo sabe. BRAIN de RE.SET, colectivo en donde podemos observar a djs como Sebass que consideraría como uno de los mejores djs de drum and bass de Colombia, ha planeado para este año un tour por Europa de 28 fechas; Sebass estuvo conmigo, junto a Dani Boom y Julio Victoria, tocando en el Love Parade en la primera carroza colombiana en Paris. Todos estos son espejos que demuestran que si es posible realizar giras fuera del pais. Mucha gente como yo, old school, ya ha abierto la brecha para que las nuevas generaciones desarrollen sus proyectos y pueden llegar muy lejos. Los artistas deben saber que la producción es lo más importante, porque acá ya hay mucha fiesta barata con niñas lindas. La música en nuestra escena se ha quedado a un lado, y este elemento es el factor principal en la construcción de una escena. Ya Alemania mostró lo que tenía mostrar, ya Europa mostró su sonido, ya Pole Group mostró su sonido. Es hora de que nosotros mostramos el sonido de acá. Este debe ser el foco de la escena colombiana.

    Hay gente acá que es muy buena y todavía no se las cree. A mis 42 años, lo mejor que me ha podido pasar, ha sido recibir la energía de toda la gente nueva que se ha incorporado a mi sello. Productores como Alex Jockey o Hellotrip son productores extremadamente buenos. Diría pues que lo hace falta de este lado del planeta es mostrar lo de nosotros, porque en el primer mundo ya todo está hecho.

Luis Vargas y los festivales, perspectiva y trayectoria

 

  • ¿Qué perspectiva te merece el espacio del género conocido como festivales y como se ha relacionado con tu figura como artista y promotor?
    Bogotrax fue el primer festival que realizamos totalmente diferente a lo que existía hasta ese momento. El festival tenia un enfoque de corte social, pues presentábamos propuestas en las calles, en las cárceles, en los barrios marginados, reclamando el espacio publico, totalmente en contra de lo que se llego a convertir la escena. Este espacio se llegó a realizar durante 10 años, con una duración por edición de 10 dias,  en donde se realizaban actividades como charlas, talleres, fiestas, circuitos, etc. Hace 5 años el festival no se realiza, pero el próximo año lo vamos a volver a hacer, es decir, que Bogotrax vuelve recargado para el año 2020. En Bogotrax tuve la oportunidad de tocar en la cárcel La Modelo, en el Buen Pastor, en la Picota, siendo estas presentaciones  de las cosas más hermosas que he realizado durante mi carrera artística.

    Esta propuesta siempre fue pensada con la filosofía que yo llamo como: “Hazlo por ti mismo”. Mediante su ejecución buscábamos demostrar que el festival se podía hacer sin la ayuda del gobierno o de cualquier ente privado que pudiera poner dinero de por medio. Su desarrollo fue gestado mediante conexiones reales que se extienden más allá del ámbito lucrativo, pues no buscamos atraer al típico narco artista que viene el país a cobrar la plata, a olerse el perico, a comerse a las nenas y a largarse. En un momento les dijimos a ciertos contactos: “Oigan, hay personas en Ciudad Bolívar, en San Cristóbal Sur, que nunca les llega esta mierda”. Ellos nos decían “Si parchado”. Nosotros les contestábamos: “Tengan en cuenta que no hay dinero, por lo que tienen que tocar gratis, pagar su ticket y  curar sus viáticos”. Fue así como desarrollamos todo un evento musical, libre para todos, anti estatal y anti gubernamental.

  • Otra propuesta de carácter social, y que fue lo más cercano que llegamos a hacer a un festival gratuito como Hip Hop al Parque, fue la labor que realizo Re. Set junto a Tech Sound, en el stage electrónico de Rock al Parque. Este fue el gancho para decirle al estado: “Oigan, esta escena existe, merecemos un festival propio, un electrónica al parque”.

    Mediante este espacio realizamos una propuesta que respetara la filosofía del festival, con una idea acorde a la ideología de su cultura, presentado algunos géneros duros de nuestra escena electrónica. Es claro que no podíamos llegar con sonidos como Tech House, vendiendo cócteles, con las perras en tacones, puesto que de entrada no nos querían ahí. La forma en como piensa un rockero o un metalero, en su burbuja, cerrados a la banda, hubiera pensando: “Ay si club, ay si trance, ay si dance; que paila, al festival ahora traen tacón, putas y usted no saben quién soy yo”. Buscábamos llegar con un mensaje como: “ Píllese esta vuelta que viene a ser el nuevo punk llamado hardcore”. Diciéndoles en la cara cosas como: “A muy punkero, muy punkero….pues píllese este remix de Sepultura”. De esta manera ellos dijeron como: “Uy quietos todos”. Así fue como realizamos esta labor, hasta que cambiaron a Red Bull por Monster y nos quedamos por fuera.

    Hablando de otras propuestas, hemos estado trabajando en el Radikal Styles por casi 12 años, y para el presente año hemos estado pensando incursionar en proyectos como Tech Sound Fest, para de esta manera celebrar los 20 años de la creación de esta propuesta. No lo hemos podido hacer porque se han presentado gran cantidad de fiestas que hemos tenido la obligación de curar para el desarrollo exitoso de las mismas.

    En la actualidad hay un hype por los festivales y por la fiesta en general. Actualmente encuentras millones de fiestas y millones de festivales, pero el contexto socioeconómico no da para que la gente asista a todos los eventos. Muchas veces las personas tienen que escoger entre varios artistas porque el bolsillo no da. Esto demuestra lo duro que resulta para un promotor desarrollar un festival. Es por esto que respeto mucho lo que la gente hace, mas alla de que sea la típica propuesta tradicional, encasillada a lo mismo de siempre. La gente dice: “Ay, es que eso no me gusta, ay es que a tal festival le falto esto o aquello”. A lo que yo les digo: “No importa, se está haciendo,  si no te gusta metete tú la mano al dril, consíguete el patrocinio, y has el evento por ti mismo”. Nadie sabe qué es esto, exceptuando aquellas personas que lo hacemos. Por mi parte diría que las personas que desarrollamos este tipo de propuestas somos amigos, y a todos les he dado la oportunidad. La conexión que existe no se limita al género, sino va más a la ideología en común que seguimos.

La escena electrónica colombiana desde la perspectiva de Luis Vargas

  • Hablando desde el papel de promotor de eventos, administrador de club y artista ¿Qué opinión te merece la escena en Bogotá y en Colombia?

     

    La escena ha mutado de manera significativa. Cuando yo empecé no había nada de lo que hay hoy en día. Antes de que yo fuera dj, yo asistía a fiestas, tipo after hours, en casas, cuyo número de asistentes no superaba las 40 personas. Después se estableció Cinema, cuyo concepto representaba, la única idea sólida en aquella época. El club tenía apenas 1 año más que el Tresor de Berlín, para que se hagan una idea de lo mítico que llego a ser este lugar. Para la época tocaba Gerardo junto a Nicolás, y de la mano de Bluekim bailábamos  el techno trance que sonaba en aquel lugar. Eso te estoy hablando ya hace mucho tiempo atrás, antes de yo tocara, aproximadamente hace ya 25 años. Esto da indicio de que la escena lleva sucediendo casi 30 años, lo que evidencia  la consolidación de una construcción significativa  con bastante trayectoria. Todo esto nunca debe olvidarse, independiente de que lo desarrollado por mi figura  o por otras figuras, sea diferente a lo desarrollado en aquel entonces. Personajes como Fabio Álzate, Zico o Jay Way son personajes que siempre recordare de manera muy especial.

    Desde la labor que ha desarrollado este servidor, diría que en todo el tiempo que he desarrollado la música como estilo de vida, he tenido la oportunidad de traer a aproximadamente unos 300 artistas nacionales e internacionales. Recuerdo que nosotros fuimos los primeros en presentar a los artistas de techno que actualmente están girando en el circuito internacional musical, antes de que la gente despertara su atención por sonidos mas lentos. Su explicitación marca el ritmo de lo que se vive actualmente en el género,  representado en el gusto del publico por el techno industrial,  con un progresivo aumento del bpm, y que ha dejado atrás esa moda del low bpm. Igual pasaba en aquella época en donde el techno se tocaba a 140 bpm, antes de que los artistas se empezaran a interesar por propuestas que no sobrepasen los 128 bpm. Todo esto demuestra como la música se desarrolla a través de ciclos. Lo único que no cambia es la posición en la que uno se encuentra, pues siempre cada uno de nosotros está presente con propuestas que te identifican como el artista que eres.

    Hoy en dia, las cosas han cambiado demasiado. La opinión que me merece la escena, teniendo como punto central a la ciudad de Bogotá, es que lo que sucede acá, no sucede en ningún otro lugar del mundo;  y esto lo digo por las experiencias que he tenido la oportunidad de vivir fuera del país. Cuando las personas están encerradas en esta burbuja, critican desaforadamente la labor que muchas personas realizan por el género en la ciudad. No es difícil encontrar comentarios como: “El baño esta hecho una mierda”, “Este evento de mierda”, “La logística me robó”. No obstante lo que no saben es que este tipo de situaciones ocurren en todo el mundo.

    El principal plus de la escena electrónica en Colombia, y en general en Latinoamérica, es el público. Los fanáticos son devotos, entregados y muestran mucha calidez a cualquier artista que se asome por la cabina. Por supuesto que no es de ocultar que hay drogas, friteras, pero este tipo de situaciones existe en todo el mundo; con todo y esto, se puede llegar a decir como muchas personas por estos lados del planeta van a las fiestas por la música, por los artistas, más que por este tipo de trivialidades secundarias. Ya hemos llegado un punto en que la bola se corrió y todos los dj’s internacionales, que vienen cada 8 días, saben lo interesante que es actuar de este lado del océano; ahora todos vienen acá y dicen, “Colombia es una chimba”. Es por esto que diría que las personas deberían valorar más la escena que tenemos acá en el país. La gente se sobredimensiona diciéndome lo bacano que resulta cuando me programo a tocar en plazas como Nueva York, pero lo que no saben es que la escena techno de Bogotá puede llegar a ser muchísimo mejor que la escena techno que existe en Nueva York.

    Hablando de géneros alternativos en latinoamerica, la plaza más importante, y que ha hecho más por este tipo de géneros, es sin duda Bogotá. Ni siquiera en muchos sitios de Europa pasa lo que pasa acá con la escena hardtechno, hardcore o drum and bass. La gente no se las cree y tiene que salir a fuera para darse cuenta de la realidad. Hoy en día los artistas favoritos de vanguardia que nos gustan a todos, marcan la ciudad de Bogotá, como una parada must stop dentro de sus bookings.

    Resumiendo, diría que es obvio que existen un montón de cosas malas, y seguramente en el momento en que se les pregunta a cualquier actor de la escena sobre el estado de la misma, se despache en criticas sin más ni más; pero desde mi perspectiva, con todo y esto, hemos llegado un punto muy alto de referencia a nivel mundial. Lo que digan acá mucha gente me vale tres hectáreas de vergxxx;  en realidad lo que tenemos acá trasciende muchos límites pensados.

Agradecimientos, proyectos y música recomendada por Luis Vargas.

  • Proyectos a futuro
    Mi tour en Asia es sin duda algo que por fin he podido realizar después de mucho trabajo y esfuerzo. Estaré tocando en Tokio, en Shibuya, en Sapporo, en Beijing, en Shanghái, entre muchas otras plazas. Se viene paralelo a ello: el lanzamiento de Hardcodelia Records, con un primer lanzamiento publicado en Octubre que buscara promocionar mi gira en Japón; también música en el sello de Gotshell, con Andres Santa en un sello en Australia, entre muchísimas otras cosas.
  • Música electrónica que Luis Vargas recomienda

     Hellotrip, uno de los productores de mi sello que actualmente se encuentra radicado en Berlín, es sin duda uno de los productores que deberían escuchar; Alex Jockey es otro productor muy importante que yo recomendaría, pues sin duda hace cosas interesantísimas como por ejemplo el proyecto REC, o la construcción de sintetizadores; productores como Sons of Hidden, Andres Santa, Andres Gil, Toxic Friend, Brain son productores a los que deberían darles la oportunidad en sus listas de reproducción.

  • Agradecimientos especiales que Luis Vargas quisiera hacer
    Christian Reino (LEDH) ha sido la persona que ha estado conmigo en las buenas y en las malas. El negocio de administrar un sitio como KLAN no ha sido fácil, siendo falsa la imagen de riqueza que muchas veces se asocia con este tipo de actividades económicas. En realidad ha sido más el aguante y el amor por la vanguardia lo que nos ha hecho levantarnos en los momentos difíciles. Fue Christian Reino, cabeza principal de Hard Kapital, esa persona con la desarrollamos cierta empatía, traducida en convergencias, que no se remontan únicamente al gusto por el género. Esa empatía, entre el y entre muchas de las personas con las que trabajamos, se enfocaba más por las diferencias, y no tanto por las similitudes, y fue lo que permitió el desarrollo del club. La conexión surgio del respeto entre la pluralidad de gustos colectivos de cada uno de nosotros, al saber que cada uno está haciendo lo que ama. Merece todo mi respeto aquellas personas que llevan haciendo una propuesta, ya sea de hardtechno o cualquier otro tipo de género, y aman esto que hacen con todas sus fuerzas, de la misma manera que yo amo el techno. Esto es algo que trasciende las fronteras musicales.

Anterior

Siguiente

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Selecciona tu moneda
USD United States (US) dollar