Entrevista a Joton: Si trabajas para una gran agencia de artistas tendrás que renunciar a la palabra “no”.

Por: Lozano Guzmán, Andrés Mateo

Por: @elescribamusical

El artista español ha completado con su sello, Newrhythmic, 123 referencias musicales publicadas hasta el segundo semestre del 2021. Joton es sinónimo de constancia, profesionalismo y pulcritud en el mundo de la producción musical. Sus temas son limpios, pisteros y diseñados como las piezas de un automóvil en donde la existencia y ubicación de cada uno de los componentes del engranaje es definido por una razón de ser. El lanzamiento de su álbum debut en 2015 “Casting Out Nines” es metafóricamente hablando la creación de una máquina compuesta de gran cantidad de componentes que se extrapolan entre sí y que consolidan un artefacto de carácter complejo y funcional. Esta publicación demuestra las habilidades creativas del productor y evidencian toda esa experiencia que el artista ha cultivado durante más de 20 años de aprendizaje como DJ en Europa.

Como parte de la constancia y el trabajo de Joton, surge el álbum ‘Hikikomori‘ que refleja la pasión de su creador por la docencia y la producción musical. El disco es un homenaje a los creadores que diseñan temas en cuartos cerrados y en condiciones de aislamiento; es la búsqueda del sonido ideal desde el ensimismamiento creativo. Nosotros como parte del estreno del trabajo discográfico, y para conocer más información sobre la vida del músico, hemos decidido conversar con Joton para entender a grandes rasgos su filosofía de vida.

Hola Jose, ¿cómo estás?

Todo bien. Recién estoy llegando de mi tour por Colombia. Me encuentro lleno de energía tras cuatro actuaciones impresionantes. Actuar en Colombia es siempre una experiencia única. Tras meses de pandemia, he podido pinchar en directo otra vez. Ya te podrás imaginar lo especial que ha sido para mí el retorno a las pistas de baile.

En este oficio no puedes parar, así que ya estoy trabajando en próximas actuaciones y en mis próximos discos. También estoy muy centrado en una nueva faceta que me apasiona, que es la de mis cursos online, o cursos personalizados con apasionados del techno que quieren crecer como músicos.

Comienzo preguntándote sobre León, tu ciudad de origen. La gente en el mundo conoce ciudades como Madrid o Barcelona, pero muchas personas desconocen León en España. Háblanos en términos generales de este lugar.

León es una ciudad en el norte de España con mucha historia y donde hace bastante frío. Este lugar fue fundado por los romanos y hasta llegó a ser la capital de un reino. La provincia tiene un pasado minero muy fuerte. Casi toda la región vivió durante muchos años de la extracción de carbón, de la agricultura y la ganadería; trabajos duros que forjan gente dura.

León es una joya gastronómica porque en pocos lugares de España comerás como allí; eso lo puedo garantizar. Además, está lleno de obras arquitectónicas históricas, como su catedral, que algunos consideran como una de las más bellas del mundo.

Tu último álbum de estudio ha tenido gran acogida. Ya has hablado bastante sobre este disco en distintas plataformas y redes, pero a mí me gustaría preguntarte sobre los alumnos con los que consolidaste los éxitos de “Hikikomori”. Háblanos sobre ellos en términos generales. ¿Qué talentos nuevos destacarías?

Sin duda alguna una de las mejores cosas que me ha traído este álbum ha sido el hecho de recuperar el espíritu cooperativo. Cada alumno me ha aportado un matiz, un pequeño detalle, pues ninguno de mis aprendices ha pasado por mis cursos sin regalarme una pizca de su talento.

El nombre de tu ultimo LP me da cabida para preguntarle: ¿Te consideras un hikikomori que nunca sale de su estudio? Esto debido a que más de cien trabajos estrenados es una cantidad enorme de discos en Newrhythmic, tu casa disquera.

No, para nada. Jajajajaja. Soy una persona a la que le gusta disfrutar de su entorno. Si bien he tenido fases, como todo productor y DJ, en las que me he gastado horas buscando un sonido específico, en este momento me encuentro en una época en la que llevo una rutina de trabajo concreta. Hikikomori fue realizado durante los meses más duros de la pandemia y está claro que en esa época el tiempo en el estudio se multiplicó. No obstante, en estos momentos intento respetar unos horarios concretos que me permitan encontrar un equilibrio entre mi vida personal y mi quehacer profesional.

Has sacado una serie de mixes durante la pandemia para mostrar la música que te gusta de otros productores. Observando las sesiones me he percatado que en su estudio manejas un mixer Rodec. ¿Por qué razón te inclinas por el uso de este mixer a la hora de pinchar música en su estudio?

He usado este mixer porque para mí es el mejor que hay para pinchar con vinilos. Esto es algo que hago mucho en casa. Siempre digo que, si sabes usar un mezclador analógico, sabes usar cualquier mixer.

Tu primer álbum de estudio se llama “Casting OutNines” (en español “Prueba de nueves”) y fue estrenado en Newrhythmic. En la descripción en Bandcamp mencionas que el nombre se debe a la fórmula matemática que sirve para probar sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Ya has descrito en varias entrevistas tu posición frente a la música fastfood y como enfocó también esta crítica en el LP, pero no has profundizado sobre el concepto aritmético que describe el trabajo musical. ¿Cómo fue que descubriste este método cuantitativo y por qué ha decidido enfocar el disco hacia allí?

El concepto del disco no está basado en las matemáticas. Me hubiera encantado enfocar y diseñar el álbum en base a fórmulas matemáticas, pero no tengo esos conocimientos. “Casting OutNines” es una metáfora, un concepto en respuesta a la moda que comenzaba a gestarse en aquellos años, y que consistía en que todo era techno. No tengo nada en contra de ningún tipo de música porque para mí todos los estilos son respetables. “Casting Out Nines” es un mensaje a toda esa gente que trabaja vendiendo humo alrededor de la música y que define los estilos musicales sin ningún tipo criterio.

En el año 2019 estrenó un EP en Format Records, el sello de Juan Sánchez, titulado Zeroreux. Descríbanos el EP y haga especial énfasis en el proceso de creación de la canción Develose en donde muestra unos vocales incorporados al track bastante notorios.

Tengo relación con Juan hace muchos años, y cuando me llamó para hacer este EP, estaba en un momento donde me apetecía hacer un track de techno industrial y con vocales distorsionados. Asi que encendí mis maquinas y los pedales y me puse a romper voces.

Con tu sello has sacado distintos elementos de merchandising. ¿Cuál crees que es el éxito para presentar una buena colección de merchandising para una compañía discográfica?

Primero, ser fiel a ti mismo; segundo, tener claro cuál es tu mercado; y tercero, intentar en la medida de lo posible colaborar con artistas ajenos al sello, capaces de aportar talento y conocimiento sobre el mundo del diseño.

Frente al tema del proceso de masterización de cualquier trabajo discográfico, teniendo en cuenta que eres una persona que muchas veces gestiona esta etapa en los estrenos de Newrhythmic, ¿cuál crees que es el aspecto fundamental que se debe tener en cuenta a la hora de realizar el proceso de mastering de un disco?

Lo más importante para masterizar, es que no lo hagan los mismos oidos que hicieron la canción o el trabajo discográfico. Para mi ese es el aspecto fundamental, y no tanto la maquinaria que se use para ello.

Al parecer trabajas de manera independiente con tu propia agencia para salir a pinchar en cualquier lugar. A diferencia de otros artistas, no trabajas con agentes externos que manejen su carrera artística. ¿Qué ventajas y desventajas encuentra a la hora de manejar su carrera de esta forma?

Las ventajas de llevar mi carrera son obvias, pues no dependo de nadie, y yo soy el que decide dónde, cuándo y cómo actuar. La libertad que consigo es impagable y me ayuda a llevar mi profesión de manera coherente sin tener que pasar por las necesidades de una gran agencia.

Las desventajas son obvias también. Las grandes agencias llegan a más lugares y te permiten como DJ tener más posibilidades a la hora de actuar. No obstante, si trabajas para una gran agencia tendrás que renunciar a la palabra “no”. Esto último no es una crítica, pues son diferentes formas de enfocar este oficio.

Siendo una persona activa en la escena electrónica desde hace más de 20 años, ¿qué aspecto consideras debería retomarse en la industria musical actual que se desarrollaba en la industria musical del pasado?

Lo bueno de llevar 20 años en esta profesión es que te das cuenta que todo vuelve. La única diferencia que veo de la industria contemporánea es que antes existía la inocencia y la inconsciencia en la industria, pero ahora no. Ahora todo está perfectamente estructurado y organizado.

Por ultimo recomiéndenos a algún productor que merecería ser más escuchado por las personas.
AICRAG es uno de mis favoritos en este momento. Escucha obligatoria.

Más noticias
Entrevista a Raffael Attanasio: “Se me pone la piel de gallina cuando hablo sobre el b2b con Jeff Mills, esa noche todo cambio”
Selecciona tu moneda
COP Colombian peso