Disclosure en Bogotá

Por: Alejandro González Castillo

3 años atrás, el mundo logró escuchar, por primera vez, uno de los debuts más aclamados, no solamente dentro del género de la música dance o electrónica, sino en el contexto global de la música independiente. En el 2013, Settle se convirtió en el álbum emblema de la creciente escena del UK garage, llamando la atención de los oyentes y la crítica en general por su original y cautivador sonido mezclando elementos del deep house con tonadas pop, además de sus contagiosas melodías que aún permanecen vigentes dentro del marco de la música popular actual en gran parte del mundo.

Junto a otras producciones de muchísima mayor envergadura dentro del mercado de la música electrónica mundial durante el mismo año (económica y mediáticamente hablando), como Random Access Memories de Daft Punk, o algunos otros álbumes con menor cobertura en radio y listados mainstream como Shaking The Habitual de The Knife, los hermanos Lawrence lograron seducirnos desde finales del 2012 con el corte que hasta hoy, sigue siendo su track más sonado y mayormente conocido por toda su fanaticada, “Latch”, tema con el que cerraron su espectacular show durante su primera presentación en Suramérica, exactamente, en la Atenas de este lado del mundo: Bogotá.

Hace poco más de una semana, la noche del 16 de septiembre dio comienzo a lo que sería uno de los fines de semana más excitantes en materia de eventos y fiestas en todo lo que va del año en la capital de Colombia. Comenzando con la presentación de Disclosure, pasamos también por presenciar las puestas en escena de pesos pesados de la música electrónica alrededor del planeta como Len Faki y Roman Flügel en BAUM, Larse en Video Club y Developer en Vagabond. Con certeza, fueron dos noches cargadas de grandes cantidades de la mejor música para todos los gustos.

La cita fue en la Gran Carpa de las Américas de Corferias, contando con la organización de T310. Abriendo la noche, los encargados de darle la bienvenida a los miles de fans del dúo inglés fueron otro par de los DJs más conocidos y celebrados de la escena local. Por un lado, Mao Loading estuvo presente con su inconfundible sonido fiestero poniendo a bailar a los que asistieron desde temprano al evento, y sumado a esto logramos escuchar a Julio Victoria, quién con un set bastante refinado y pulcro (como de costumbre), comenzó a preparar los aires para la provocadora noche que aún estaba por delante.

Fue así como Guy y Howard Lawrence entraron al escenario, recibiendo una muy calurosa y estruendosa ovación. Habiendo tomado sus respectivas posiciones en el stage, Howard en el bajo y Guy en la percusión, iniciaron su presentación con el poderoso tema “White Noise”, perteneciente a su primer álbum. Fue realmente impactante ver el dominio de ambos, tanto en los controladores, como en los instrumentos; especialmente, al escuchar la sensual y desafiante línea de bajo detrás del ruido blanco, con claros toques del funk y el soul de los años 70 y 80.

 

Seguidamente sonaron “F for You” y “Jaded” –mi favorita de su más reciente álbum Caracal; tema que se ha convertido en un himno para los seguidores de la banda, y que muestra uno de los lados más synth y melancólicos de la agrupación. Es en estos dos temas, en donde también logramos admirar las capacidades vocales de Howard y comenzamos a asimilar que lo que estaba ocurriendo era real: Disclosure de verdad estaba presentándose en Bogotá y la alegría de experimentarlo aumentaba cada vez más.

 

Para calmar un poco la euforia causada por la presencia de este increíble dúo, había llegado la hora de escuchar un par de sus temas más cómodos, “Magnets” y “Omen”. Fue luego de este breve descanso que las energías se reagruparon para bailar y cantar uno de los singles clásicos de Settle, “You & Me”. Aunque extrañamente el remix de Flume ha sido más promocionado por los medios, fue la versión original de esta gran canción la que logró encender nuevamente la fiesta y le proporcionó un giro bastante rumbero a la siguiente parte del concierto, dándole la entrada a tracks como “Echoes”, “Nocturnal” y “Bang That”, éste último convirtiéndose en una de las grandes sorpresas de la noche, introduciendo elementos del ghettotech y el hip house. Probablemente haya sido este el clímax del evento para varios de los asistentes, incluyéndome. Fue ahí donde realmente el baile se tomó la carpa.

 

Luego de este frenesí, Disclosure decide retomar sus raíces más groovies, y de esta manera el segmento vino acompañado de los temas “When a Fire Starts to Burn”, “BOSS”, el cual hace parte de su más reciente lanzamiento Moog For Love, y “Holding On”, tema con el que la banda comenzó la promoción de su segundo larga duración el año pasado.

 

Acercándonos al final, luego del clásico encore de todos los conciertos, la banda trajo consigo al invitado sorpresa Brendan Reilly, para interpretar el bonus track “Moving Mountains”, momento en el que también aprovecharon para rendir un breve y conmovedor mensaje, expresando su gratitud con el público colombiano y su gusto por haber logrado traer su música a este lado del mundo y compartirla con todos nosotros por primera vez. Algo muy buena onda de su parte. Ciertamente, este fue uno de los eventos que logró confirmar que nuestra ciudad sigue convirtiéndose en uno de los lugares con más potencial para la difusión de la música, el arte y la cultura en América Latina, y que la escena electrónica de la capital se fortalece cada vez más, promoviendo la realización de eventos de primera línea. ¡Esperamos que vengan muchos más!

Más noticias
The Hunger Games
Selecciona tu moneda
USD United States (US) dollar