Por: Andrés Mateo Lozano || Fotografías: Carlos Mateo Forero H

Cada noche trae consigo héroes anónimos que, sin importar el lugar, el venue o el público, iluminan los corazones de muchos, mientras de fondo suena la música de nuestros artistas favoritos. Ellos, son un factor decisivo para determinar la razón por la que muchas personas al irse a un rave pueden vivir, en muchas ocasiones, fuera de este planeta; puesto que, aquellos sonidos carnales y aquellas luces infinitesimales, son las que llevan a los seres vivos a estados alternos, más allá del mundo físico.

Muchos ravers no dimensionan el mundo del vjing, el cual, es bastante extenso. Arranquemos hablando del término videojockey o VJ, el cual, se refiere a quienes se encargan de generan sesiones visuales mezcladas en vivo con loops de video de la mano de la música. Por lo general sus actantes se encuentra al lado del dj booth, detrás de los stages, o en ciertos casos, a una distancia considerable de los escenarios. Son estos héroes los que figuran en los lineup de grandes djs como Hernan Cattaneo, Jeff Mills o Dj Rush; aunque sin embargo, en los flyers de eventos es posible observarlos en los rincones más inhóspitos. Presentes en cada momento, y al mismo tiempo no; pasan más horas en la noche frente al público. De hecho, los vjs suelen ser anónimos y silenciosos, alternos de las estrellas techneras, houseras o minimaleras, cuya labor noche tras noche iluminan nuestros viajes cósmicos.

 

Son pocas las personas que pueden jactarse de haber trabajado de la mano de artistas reconocidos como Oscar Mulero, Miss Kittin, Juan Atkins, Nina Kraviz, Marcel Dettman, Hot Since 82, Dixon, Kobosil, Dennis Ferrer, Shifted, Mathias Tanzmann, Ø[Phase], entre muchos otros. Es por esta razón, decidimos hablar con 5 visualistas: Vj Rabbeat, Vj Sánchez, VJ HunterTexas, Vj Stefa y Vj Paola Balam para resaltar su esfuerzo, trabajo y presencia en la escena nacional.

Antes de introducir al primero de los cinco vjs que invitamos esta serie de reportajes, es meritorio rescatar un poco lo que es la historia de los visuales, y comprender cómo paulatinamente esta labor se fue compaginando en el género. Qué mejor para esta labor que la opinión de nuestros expertos.

Rabbeat: Hay dos partes en la historia del vjing. Por un lado estaba el vj de la televisión, que de hecho todavía en programas como MTV lo llaman de esta manera; entre las funciones de los vjs de televisión se encontraba reproducir videos y polemizar sobre su estética. Por otro lado, ya hablando del vj que realiza performance, aquellos que empezaron a realizar esta labor fueron personajes como Andy Warhol y Nam June Paik. De estos artistas cabe destacar la manera en la que usaban el televisor como instrumento de proyección de contenido artístico visual. De igual modo cabe resaltar la existencia de una parte de la historia de los visuales en Rusia, teniendo en cuenta el hecho de que la animación y el video fueron medios de comunicación trascendentales. Acá en Colombia, recuerdo a Vjs legendarios como Camilo Mejia y  Laura Ramírez.

Stefa: Es de destacar la labor que hizo Bogotrax en la capital para aquellos que estábamos iniciando en aquella época. Recuerdo que había convocatorias, y aunque la movida no era muy grande o elaborada, Bogotrax se convirtió en un referente para aquel entonces en la escena capitalina. Existen vjs legendarios, que de hecho contemporáneamente se encuentran a la vanguardia de los visuales que se están produciendo hoy en día en la industria del vjing; específicamente recuerdo a vjs como Lilitex y Elastik, cuyos conocimientos sobre visualización marcan la pauta en el oficio día tras día.

 

Arrancamos esta primera entrega presentando al residente del Club Octava, Vj Sánchez. Sanchez nos contó sobre su trayectoria, su estilo, sus experiencias en su tierra natal Venezuela, entre otras temáticas relacionadas con el género en cuestión. Como artista visual ha compartido escenarios con nombres de la escena tales como: Nick Warren, Cuarteto, Stacey Pullen, Marco Carola, Carlo Lio, Sidney Charles, Mihai Popoviciu, Dennis Ferrer, entre otros.

¿Qué cuestiones consideras positivas y negativas de la industria electrónica colombiana en general?

Sánchez: Me agrada la escena electrónica en Colombia, al ver una identidad musical en los diferentes clubes a lo largo del país, con muchas participaciones de djs y vjs trascendentales de la escena electrónica internacional. No obstante, me es desagradable la desunión y la guerra que existe entre distintos vjs de la escena electrónica colombiana.

¿Qué representa para vj Sánchez la visualización?

Sánchez: El mundo del vjing nació en mi vida de la noche a la mañana. Hacer visuales comenzó como un hobby que realizaba en los distintos eventos de carácter social y familiar en mi círculo social interno. Hoy en día, la visualización de artistas es mi día a día.  El vjing se ha convertido en  la manera en como reflejo mi perspectiva sobre el mundo. 

 

¿Que tips consideraras relevante a la hora de hacer visuales?

Sánchez: El único tip que siempre doy a la hora de estar en el stage es dedicación. Eso es lo único que siempre llevo presente en mis shows como artista. Siempre, después de mis performances, suelo agradecer a Dios por otro día de nuevas experiencias en mi carrera como vj. Desde mi perspectiva,  considero todos mis shows como trascendentales, sean de artistas nacionales o internacionales.

¿Qué caracteriza el estilo de visualización de Vj Sánchez?

Sánchez: En Octava Chapinero he llevado una línea visual de colores azules, rojos, verdes y en general de tonalidades oscuras. El estilo de visualización que desarrollé en los albores de mi carrera, se vio influenciado por tendencias geométricas, que con el paso del tiempo llevé hacia la tercera dimensión, con elementos como faces, eyes, skulls, entre otros. Me considero amante de los cráneos, he realizado cualquier cantidad de cráneos a lo largo de mi carrera. Hoy en día me veo atraído por los rostros reales, y siempre pretendo mezclar visuales en vivo, sin uso de efectos, tratando de que las transiciones sean imperceptibles al espectador. Considero que lo más importante a la hora de hacer visuales es la innovación.

Cuéntanos un poco sobre la escena de tu país (Venezuela). Sabemos que es una situación dura la que está pasando el país petrolero ¿Con quién trabajabas en ese entonces, cuando residías en Venezuela, y qué logros obtuvieron?  ¿Cómo vez el estado actual de la escena electrónica en Venezuela, teniendo en cuenta la situación que está ocurriendo contemporáneamente?

Sánchez: Fui residente de un club muy reconocido en mi país, llamado Nens Club. Allí conocí muchos artistas musicales y visuales, que con el pasar del tiempo, se convirtieron en miembros de mi familia. La escena de mi país, aunque cueste creerlo, ha estado creciendo paulatinamente, gracias a la labor inalcanzable que han desarrollado muchos productores y dj´s venezolanos fuera del país. En el pasado yo pertenecía a un colectivo que fundé de la mano de dos compañeros, llamado Northside, con el que logramos nuestros objetivos con esfuerzo y dedicación.

Una de las mejores experiencias que has tenido visualizando a artistas ha sido realizar visuales para Hernán Cattaneo ¿Cómo fue la experiencia de visualizar a un artista como Cattaneo? ¿Qué tenías preparado para esa fecha?

Sánchez: Visualizar al “maestro” fue una de las experiencias más crudas de mi carrera. Su música y su humildad fueron factores que nunca olvidaré. Para aquella fecha trabajé un concepto que para la música progressive el público identifica como “viaje”. La significación que englobó los visuales de aquella noche pretendía generar una reflexión sobre una problemática que aqueja nuestros planetas: las catástrofes naturales. La idea que desarrollé para dicha ocasión, buscaba reflejar en cada artista parte del sistema solar. Cuando le tocó el turno a Cattaneo de pinchar, lo proyecte como un Dios de nuestro planeta que hace un giro por el sistema solar en torno a la ciudad de Bogotá, y a partir de ese concepto reflejé sitios representativos de la capital, como la torre Colpatria, la Plaza de Bolívar, la Iglesia de Lourdes,  entre otros. El destino final era Octava Chapinero. Todo ello fue una labor difícil, que con  esfuerzo logre.  Al final de su presentación, reflejé la cara de Hernán Cattaneo como un ser trascendente. Algo gratificante que siempre recordare fue recibir de su parte al final de su show sus más sinceras felicitaciones.

Futuros planes de Vj Sánchez ¿Qué nos espera en Octava de visuales con Vj Sánchez?

Sánchez: El 14 de diciembre realizaré visuales en Octava, a los chicos de Audiofly; en enero de 2019, estaré visualizando en la ciudad de Cartagena en el Festival Be One Week a artistas de la talla de Carlo Lio, Stefano Noferini, Joey Daniel, entre otros. Como proyecto de ligas mayores, para el 2019 me convertiré en residente de un club en Europa, pronto sabrán más noticias.