Por: Andrés Mateo Lozano || Animaciones por: Tatiana Solano (Rabbeat)

La brillantez en el uso de las pantallas, opaca la timidez que esconde su personalidad. “Hay personas que dicen que soy odiosa, pero en realidad no lo soy, en realidad soy tímida…. la gente me dice cuando estoy mezclando, «¡qué bien lo haces!», y yo les digo que gracias, pero que sigan en su cuento y yo en el mío…. Recuerdo la primera vez que estuve en Baum, ya en tarima, diciéndome a mí misma, «yo no quiero estar acá, aquí me ve todo el mundo», y ellos me decían, «Taty, ese es el sitio que ha dispuesto el club para los vjs», a lo que yo replicaba, «en realidad, no me interesa que  vean quien soy, lo único que me interesa es que vean mi trabajo»”.

Cuando se le pregunta: ¿Qué opinas cuando te dicen “eres la mejor de Colombia”?, contesta de esta manera:

En realidad no soy la mejor de Colombia, en los diferentes rincones de nuestro país existen personas muy buenas que no tienen visibilidad alguna; sin embargo, debo confesar que en el mundo del vjing he roto paradigmas. Destruir el esquema de que eres una chica en una industria de hombres suele ser aborrecible. Prueba de ello  era como en un principio, me confundían con el sexo contrario al ser baja la frecuencia en la que posteaba fotos personales en redes sociales.

Mi proyecto trajo algo distinto a la escena en cuanto a imagen y ritmo se trata, generando una visualización de la onda del vj en Colombia al crear una marca. Lo anteriormente mencionado no lo digo yo, me lo dicen constantemente las personas; con esto no pretendo mostrarme de manera egocéntrica, y mucho menos proyectarme como una estrella o echarme flores en la cabeza.

Siento que en el momento que me di a conocer, gran cantidad de personas se atrevieron a innovar en muchos aspectos. No obstante, muchos me copiaron o tomaron elementos propios de mi estilo. Sin embargo, esto se torna alentador al convertirme en un referente en la escena musical en Colombia. Es por esta razón que me he retirado un poco de los escenarios, pues lo que menos pretendo es quedarle mal a los que me siguen, produciendo el mismo contenido o copiando contenido diferente al existente en mí imaginario.

Redondeando, diría que muchas personas dicen que soy la mejor de Colombia, pero en realidad no lo soy. Siempre hay alguien que está por debajo o por encima tuyo, cuyo contenido es superior al que estás  produciendo como artista.

Posiblemente, son muchas las presentaciones en las que los fanáticos del genero habrán estado presentes para observar su trabajo artístico en escena, y probablemente ni cuenta se habrán dado de su presencia en el escenario; no obstante, su actuación en las pantallas habrá quedado como recuerdo permanente en la memoria de los amantes de la noche, por la sobriedad y profesionalismo que expresa su propuesta artística visual.

La fama, como anteriormente fue dicho, es algo que no le genera mayor interés. Por el contrario, es la visualización de su trabajo aquello que la impulsa día a día a realizar su labor como vj del género en cuestión. Por su trayectoria han pasado infinidad de nombres trascendentales de la escena electrónica internacional, como Juan Atkins, DJ Tennis, Perc, Jeff Mills, Christian Smith, Tokimonsta, Octave One, Magda, Ben Klock, M.A.N.D.Y, Coyu, James Zabiela, entre otros. La cuenta de artistas visualizados, tanto nacionales como internacionales, ha expirado en su intelecto desde hace ya bastante tiempo: en el momento en el que se le pregunta por cierta presentación o festival, sus recuerdos no rememoran tan nítidamente sus actuaciones, tal como se esperaría sea remembrado el trabajo en conjunto con artistas internacionales. No obstante, en su cabeza más que simples vjs sets o presentaciones, guarda sueños cumplidos, como aquella actuación en la bolera San Francisco, cuando realizó visuales para Miss Kittin y The Hacker, representantes por excelencia de uno de los géneros que más le agrada mezclar: el electroclash.

¿Por qué has seleccionado un conejo para representar tu imagen como artista visual?

Rabbeat: Esa pregunta casi no me gusta responderla, porque en realidad no me he puesto a pensar detenidamente en ello. Pese a ello, podría contestarte de la siguiente manera, sin estar segura si en realidad  esta se podría considerar como  la verdadera razón por la que definí la imagen de mi proyecto artístico con un conejo:

Fue mi hermano aquella persona que me introdujo, en los albores de mi adolescencia, a la fiesta electrónica. En el momento en que vi los visuales, cuando asistí en compañía de su persona a mi primera fiesta en Piso Tres quedé anonadada al observar cómo la música iba paralela al video. Estos elementos se compaginaron con el amor prematuro que poseía hacia el cine y la animación, y fue a partir de aquel entonces que empecé a crear mi contenido. Los primeras producciones fueron desde el rol de ilustradora, no obstante, con el pasar del tiempo le fui perdiendo el gusto a ilustrar, tras conocer el mundo digital. A partir de este compendio de factores, surgió el conejo que me representa: el conejo que va al mismo ritmo del beat de la canción. Viendo la imagen que me personifica, siento que no fue una mala elección, pues sin duda, la recordación que genera esta propuesta en el público ha sido significativa. Agradezco de antemano a este oficio porque me ha permitido desempeñarme laboralmente en la industria publicitaria, un mundo en un principio totalmente ajeno a mí.

¿Qué características posee el estilo de visualización del proyecto Rabbeat frente a otros proyectos de visualización?

Rabbeat: El ritmo es la esencia que caracteriza mis visuales. Esta fue una de las razones que me impulsó a hacer visualización, animación y video. Es a su vez importante destacar la corriente que influenció e influencia, mi propuesta artística: el retro futurismo. Este movimiento, que ha permeado mi trabajo, fue un factor que en  un principio me cerró muchas  puertas, pero que hoy marca la pauta en esta industria.

Ya hablando del trasfondo de mi trabajo, siempre me he visto atraída por la figura humana y su transformación a través del comportamiento; todo ello sin dejar de lado la influencia que ejerce el contexto inmediato sobre las personas. El objetivo en escena siempre consiste en contar una historia: esto fue algo que aprendí en géneros como drum and bass, jungle o liquid, siendo este tipo de ritmos no ajenos frente a los retos sociales que impone nuestro entorno. Fue desde ese entonces que me dediqué a hacer historias con retazos de películas viejas y con una colección propia de animaciones, que en la actualidad continúo constituyendo. A veces la geometría es necesaria, pero en muchos casos no es suficiente, debido al contexto espacial en el que se encuentran situadas las pantallas en el escenario. Es por esta razón que decidí incluir en mis presentaciones sujetos, tiempos y espacios, para de esta manera poder contar mejor las historias que pretendo trasmitir. Pienso que quizás fue esta onda psicológica lo que más impactó en el público que me sigue.

La propuesta visual de The Chemical Brothers marca la pauta en la industria del vjing contemporáneamente. Sus visuales son del agrado de la mayoría de fanáticos del género ¿Qué nos puedes decir de la propuesta que traen en escena?

Rabbeat: Desde mi punto vista y sin querer catalogar la banda  considero que el mensaje que transmiten en escena concuerda, en muchas ocasiones, con la filosofía de vida que adopto como persona. La imagen que pretenden proyectar, busca mostrar la  faceta que esbozamos los seres humanos en nuestro entorno; es claro que a veces sobrepasan la raya de la cordura y en ciertas ocasiones nos manda al carajo, pero también te dan calma. La reflexión que dejan la vislumbro  como una  invitación a pensar en las cosas que podemos hacer por la humanidad desde nuestra individualidad; más que buscar la parte exterior del ser humano, buscan la interioridad del hombre.

¿Qué artistas consideras como referentes en cuanto a visuales se refiere?

 Rabbeat: The Chemical Brothers, Roger Waters (Us­+ Them), Bjork, Daft Punk en sus inicios, Etienne De Crecy, Plastikman, Kraftwerk, Moderat, Pet Shop Boys y  Erick Prydz son algunos de mis referentes en cuanto a visuales se trata.

¿Qué género es el preferido por Rabbeat para visualizar?

Rabbeat: Aunque contemporáneamente no sea el género más escuchado, me encanta mezclar electroclash. Este género es mi favorito desde que tengo uso de razón. Lo anterior,  me lleva a confesarles algo que posiblemente mucha gente me va a crítica: el techno que se produce hoy en día no es de mi agrado, a diferencia del techno que se producía en el pasado; en realidad son sonidos que, desde mi perspectiva catalogo como demasiado densos, y que en la mayoría de los casos no son de mi preferencia. Pese a ello, en ciertas ocasiones este tipo de producciones me permiten generar procesos de exploración imposibles de llevar a cabo con otras vertientes del género. En general, podría decir que me gusta mezclar ritmos con tendencias más alegres como el house o la música disco, no obstante sonidos como el electro o el ebm son géneros que me agrada trabajar en mi propuesta artística. Es de suma importancia concientizar a la gente de que no todo en esta vida es techno.

Frente a la concepción estereotípica que se tiene sobre los vjs y su papel secundario ¿Qué tendrías que decir al respecto de esto? ¿Por qué consideras al vj como elemento trascendental a la hora de que un artista realice un performance?

Rabbeat: Me parece una completa tontería. Considero que en esta industria nadie debe ser considerado más que otras personas. Es claro que los fanáticos del género siempre van por los djs o artistas que estén planeados en el lineup, pero el show no sería el mismo si nosotros no estuviéramos detrás del escenario. Es fundamental concientizar a las personas lo importante que es nuestra labor en esta industria. En realidad no me interesa que me conozcan porque aparezco en todos los lineups de las fiestas, prefiero darme a conocer por el trabajo que realizo en el escenario.

¿Qué ha representado para Tatiana Solano el proyecto Rabbeat en su vida?

Rabbeat: La visualización de artistas ha sido una labor que me ha ayudado a contrarrestar la timidez que caracteriza mi personalidad: este proyecto me  ha permitido descubrir quién soy yo como persona. No obstante, Rabbeat en muchas oportunidades no ha sido una experiencia agradable, debido a los comentarios despectivos que he recibido de las personas. Descubrir lo horrible que pueden llegar a ser las personas es algo que te llena de ira, pues los seres humanos te juzgan por lo que eres y por lo que haces, pensando que cuando te vas a dormir, tu corazón no se verá permeado por los comentarios que recibes día a día. En ciertos momentos, he pensado cerrar Rabbeat por lo nocivo que puede representar este proyecto para mi vida; empero, he aprendido a mirar el lado positivo de las circunstancias, no dejándome influenciar por lo negativo de los hechos. Las personas tienden a ser muy egocéntricas al querer exaltar el trabajo que han realizado a lo largo de sus carreras, esto sin duda alguna, es algo que no apruebo en lo absoluto. Un amigo como Vj Bastard es uno de los mejores que conozco en el desempeño de este oficio, no obstante es una persona que no aparece en ninguno de los flyers en donde actúa como artista. Considero que las personas deberían dejar de lado el ego que los caracteriza.

Si tuvieras que cambiar algo de la industria del vjing en Colombia ¿Qué cambiarías?

Rabbeat: Algunos factores como la envidia, el egocentrismo y la hipocresía que se forma entre los distintos actantes de la escena en Colombia, son elementos que me gustaría cambiar en esta industria para su mejor desarrollo. Adicional a ello, me gustaría que las personas se preparasen más (incluyéndome), para así evitar la producción de contenido repetitivo y monótono.

Teniendo en cuenta las experiencias que has tenido fuera del país visualizando ¿Qué puedes decir de la industria colombiana en cuanto vjs se trata?

Rabbeat: Es evidente que un país como Colombia no se encuentra a la vanguardia en la industria visual; sin embargo, considero pertinente destacar el esfuerzo que hacen muchas personas por sacar adelante la imagen de nuestro país. En muchas ocasiones es posible observar cómo la gente  pretende trabajar de afán sus producciones, siendo este un factor que no permite el desarrollo adecuado de las labores que nos competen. Son contados en Colombia los shows que producen contenido innovador, no obstante una industria como la que se encuentra localizada en Medellín me genera admiración por la calidad del contenido que se realiza. Es mandatorio que los organizadores de los festivales se tomen la molestia de sentarse a planear la dirección de arte de sus eventos, para de esta manera no desperdiciar ideas que pueden resultar innovadoras en nuestro contexto.

Futuros planes como Rabbeat

Rabbeat: Considero indispensable hacer un alto en el camino para poder fortalecer Rabbeat. Adicional a ello me propongo constituir mi primera exposición independiente como artista visual. El panorama en el futuro se vislumbra muy alentador al ver cómo están surgiendo los distintos proyectos que me propongo como vj.