RIP #22: Sonico

Hay algo llamativo en el discurso de Sonico y es tal vez, la crudeza y sinceridad con la que habla para referirse al mundo y escena que ayudó a construir en la capital desde hace casi 30 años. Su franqueza que ha –y sigue– derrumbando las palabrerías de los nuevos promotores culturales va implícitamente arraigada al que, al ser él uno de los verdaderos pioneros del Underground en Bogotá, ha sido testigo de todos los cambios sociales y la evolución  de un género que él mismo ayudó a reforzar en la capital.

Nuestro primer acercamiento como revista con el productor fue hace exactamente un año, cuando fue uno de los tantos oradores en el ciclo de conversatorios Off Week, realizados en la ciudad. Allí, la herramienta de comunicación no eran unas tornas ni unas unidades; era un micrófono el cual sirvió para alentar a los nuevos talentos musicales y ravers a creer que la autenticidad y un trabajo excelente es capaz de saltar fronteras. Su participación (sin desmeritar a los demás panelistas, las cuales fueron también geniales) fue quizás la mejor recibida por la cotidianidad en su prosa y su claridad en el mensaje.

Esta claridad recién mencionada, solo se logra a través de la experiencia. Trascender las realidades y entender el psique de un gremio que aún casi a tres décadas no ha encontrado una estructura colectiva cultural en lo que significaría el Techno, ha servido a Sónico para ser de los que, aún hoy en día, sigue dándole forma pero dejando un libre albedrío en los que le suceden.

Con su actual club por ejemplo, Klan31 ubicado en Chacinero en la 6ma con 31, y el cual el mismo Sonico le ha catalogado como un ‘Klub Laboratorio Artístico Nativo,’ Luis Vargas, el hombre detrás del AKA ha extendido sus brazos a cualquier interesado en esta indefinible escena para exponenciar sus conocimientos y darle rienda suelta a las inquietudes musicales. No solo a los interesados en ser DJs, sino también a los que les llama la atención la producción. Por tal motivo, es entendible entonces el eclecticismo que se maneja dentro del club el cual no está sujeto solo a Techno, sino que abraza muchos más géneros.

Teniendo en cuenta este idealismo sujetado por una libertad creativa, dentro del laboratorio que inicialmente inicia en un estudio y cuyas pruebas se llevan a cabo en la pista de baile, se han “cocinado”  lanzamientos bajo su sello ‘Techsound’ de la escena local como Hello Trip, Industria FX, Magdalena, Aleja Sanchez y el mismo Sonico. De hecho, la expansión del sello que lleva más de 20 años hoy se subdivide en tres sub-sellos: Techsound Extra enfocado a el Techno puro; ‘Techsound White’ con tendencia a sonidos experimentales y más tranquilos y ‘Techsound Black’ enfocado hacia sonidos hardcore donde Sonico también opera bajo el AKA Sonicore.

Su interés casi altruista por pulir talentos, dar oportunidades y consolidar una escena no-edulcorada le ha retribuido en creces también a lo largo de su carrera nutriéndole a su sonido cada día y perfeccionando una técnica que le ha llevado a tocar en los mejores clubes del mundo. Por ejemplo, fue él el primer Colombiano en tocar hace exactamente 10 años en Tresor y aunque para el DJ dicho logro no tuvo ninguna repercusión en su carrera le levanta con orgullo como otro de los logros del que fue pionero como colombiano (de hecho, durante su set colgó una pequeña bandera de Colombia junto a las tornamesas).

Hoy en día Sonico no se jacta de ser el primero y cuenta con desafán que han habido logros muchos más importantes y significativos en su vida como DJ. Por ejemplo, hace algunos meses fue invitado a tocar en Francia durante el ‘Techno Parde’ junto a Sebass, Dani Boom, Julio Victoria y Brain donde, en una carroza mostraron su maestría antes los miles de espectadores que reforzaban la idea que se sostiene en la cabeza de Sonico: que el undeground ya fue destapado y es global.

Otro de los logros más significativos para su sello, promotora y persona ha tenido que ser sin duda lograr consolidar el booking de Jeff Mills, del cual Sonico estuvo detrás por casi 30 años logrando (así como aquel toque en Tresor) lo impensable. Con una asistencia que superaba las 3000 personas y un set de 3 horas, precedido por el Bogotano, Jeff Mills logró (como pocas veces ha pasado) generar un ambiente de paz y amor casi palpable entre la multitud que bailó de principio a fin junto a “El Hechicero” y ‘Detroit Techno Militia’ quienes cerraron una de las noches más memorables e importantes para los amantes del underground.

Aún con estas inclusiones a su hoja de vida, los intereses de Sonico no paran. A partir de su último tour, donde llegó a tocar en lugares como Sisyphos, en Berlín o el Mental Experiment en Lituania, Sonico planea enfocar sus energías en salir de gira al viejo continente más a menudo, seguir trayendo DJs y productores míticos a tocar en su amada Colombia y seguir siendo el precursor de un movimiento que hoy en día es tan rápido como la fuerza del sonido.

En RaversMag.com tenemos el honor de presentarles a este gigante y firme representando del Techno y HardTechno de Colombia para el mundo, con una entrevista de profundas respuestas que no quisimos editar y un poderoso y enérgico set que el DJ grabó en exclusiva para todos ustedes:

Sonico en las redes: Facebook | Soundcloud | Discogs

Techsound en redes: Discogs

Klan 31 en redes: Facebook

Selecciona tu moneda