Lo interesante de Mental State, ha sido quizás, apropiarse de una sencilla y compleja palabra la cual se ha convertido en pieza inherente de su discurso y del cual se ha expandido un sinfín de experiencias sonoras, que empiezan a cobrar sentido y parecen refrescar el casi monótono escenario capitalino: “la narrativa.”

A partir de esa simple palabra –que se ha convertido casi que en una declaración de resistencia–, Mental State, morando desde las sombras, está queriendo cambiar el devenir musical con una propuesta mucho más introspectiva, extremadamente íntima y quizás menos pistera, con sonidos que se pasean entre el oscuro ambient Techno a el Techno contemporáneo y cinematográfico que parece propagarse con fuerza en el circuito internacional y que por alguna razón, hace poco eco en el paisaje Colombiano.

De hecho, son también los paisajes mentales, otros de los elementos imprescindibles en el discurso de este DJ afincado en Bogotá, el cual precisamente ha decodificado el imaginario capitalino y su contrastes: naturaleza– cemento; peligrosidad– seguridad; luz– oscuridad; paz– caos y un encuentro de millones de energías que convergen en el centro de Colombia, para inspirarse, definir y pulir un sonido escabroso pero innovador, que dista de los compases y formas rítmicas en las composiciones clásicas Techno a las que parecemos bastante acostumbrados.

Es solo escuchar este set grabado en exclusiva para raversmag.com, para dar fe de ello.

Grabado en la tranquilidad de las montañas de Medellín, rodeado de vegetación y albergado por la soledad, Mental State, quiso representar a través de este RIP, no una experiencia personal, sino del sentimiento interior y no representable del ser, individual e íntimo. A partir de esta condición y trastocando temáticas coactivas, Mental State, presenta una entrega rayana y agresiva en un contexto pacífico y sereno. Según él, este es quizás su trabajo más íntimo y visceral hecho hasta el momento. Para nosotros, es un honor.

Cuando quisimos indagar un poco sobre su persona, sus respuestas fueron esquivas y precisas. Mental State no es una persona, no es un cuerpo; es un ente, un “estado mental” que encontró su herramienta de comunicación a través de la música, cuya carga subjetiva conmueve lo más profundo de la sensibilidad del oyente y cuya desvinculación de toda representación física en cuanto a episodios o experiencias son paradójicamente, las que nutren las nuevas experiencias metafísicas. Para él, su música y la de otros son solo caminos, vínculos a una realización humana y sabe que, aunque la experiencia de vivir parte de la comunión de todos los sentidos; si a través del oído, se puede lograr una sinestesia máxima, él está dispuesto a intentar llegar a ella.

Para los que aún no te conocen, ¿quién es Mental State?
Responder esto seria tan fatal como el lector revisando las últimas páginas de un libro pretendiendo entender sobre qué trata.

¿Qué fue aquello que te impulsó a cambiar de manera repentina y significante tu sonido?
Para comenzar, debo aclarar que realmente no fue de manera repentina ni apresurada. Mental State ha sido un proyecto personal en el cual he estado trabajando durante el último año sin presura y con discplina. Podría pensar que poco a poco he encontrado la forma de involucrar muchos de los géneros musicales que me inspiran e identifican… Desde el ambient experimental, pasando por el post-punk violento hasta el techno introspectivo, influencias misteriosas del EBM o el carácter del electro. Pero para responder a tu pregunta siento que de una manera u otra algo que me ‘impulsó’ enfocarme en este proyecto fue la carencia –e incluso ausencia- de este tipo de propuestas, principalmente en Bogotá donde diaríamente surgen más y más djs enfocados a la pista de baile.

Siempre mencionas la presencia de las narrativas en tus sets, los cuales pueden pasar de ser más pisteros a “performance.” Cuéntanos a partir de ella, ¿cuál es el diálogo que buscas establecer entre tú, tu música y el oyente?
Más allá de narrativas creo que se trata de una, una sola narrativa. Considero que un mixtape, una sesión en vivo e inlcuso un podcast dan oportunidad creativa para la re-interpretación. En ese momento cada track no es un ente individial, sino un ente-colectio, cada sonido, textura, linea o corte hacen parte de esa gran construcción narrativa y de un modo u otro esa unión crea una nueva canción y así mismo una apropiación personal de toda la historía.

Para entender el dialogo que busco establecer me remito a otra de mis pasiones, el cine o la fotografía. Pienso que escuchar un mixtape es una experiencia tan íntima como ver una pelicula, requiere la misma intensidad de atención, madurez y conexión… si tu vas al cine y desde el primer fotograma ya sabes qué va a suceder ¿qué sentido tiene entoncer ver la pelicula?, personamente siento que carece de sentido. En cambio, si la pelicula te sorprende, entran personajas, salen otros, cambias de escenarios, hay momentos de suspenso, violencia, pasión, nostalgia, erotismo o crudez seguro vas a tener interés en repetirla o verte el repertorio de ese director, escritor o cineasta.

Mis sets son un ente vivo al igual que la música y los elementos que reuno para cada uno. Cada track tiene una intensión narrativa. Pero más allá, es el oyente quién interpreta de manera personal esta construcción y la experimenta de manera individual… Si le pones atención, te puedes dar cuenta los diversos enfóques que pueden tener, por un lado podrías enfocar tu atención a las percusiones y sentir el ritmo o las secuencias y por otro lado podrías sumergirte en las inmersas lineas de synthes o ambientes del mix. El díalogo que busco generar se compone de una serie de estados mentales transitorios, emocionales y hasta físicos, desde la nostalgía hasta el frenesí, de la furia a la alegría.

¿Cómo defines tu estilo?
Personalmente no quiero encasillarme en un estílo, cada oyente podría dar su opinión pero mi interés real es la versatilidad.

¿Qué te inspira a la hora de tocar y cómo es el proceso de selección musical?
Principalmente el espacio, siendo este el punto de contacto casi determinante para lograr la construcción y el sentido de la experiencia sonora, luego comienza una minicuiosa, platónica y hasta ‘romantica’ selección de cómo podría sonar esto allí y qué efecto podría tener en los oyentes, ravers, melómanos y expectadores. Me preocupo por seleccionar canciones inesperadas y que no se suelan escuchar en casi ningún set.

Cuéntanos la idea detrás de este podcast
La idea original de este podcast surge hace algunos meses atrás, recuerdo habernos cruzado en un evento y charlar a cerca de este nuevo proyecto, me preguntaste si me gustaría realizar una sesión para Ravers y dije que justo estaba en experimentación y que posiblemente esa podría ser una buena plataforma para presentar algo nuevo, la única condición que te pedí fue tiempo. Con Mental State el proceso de creación y producción es muy distinto a los procesos anteriores, requiere más tiempo, búsqueda y entendimiento… por ende, más correcciones y arreglos –jaja-, tampoco comparto la idea de subir sesiones en linea constantemente, hay que encerrarse en el misterio*.

Hace un mes me llegó un correo con buenas noticias, el festival Nuit Sonores de Francia estaba buscando una propuesta distinta para presentar en Espacio KB, la galería seleccionada para ser la casa oficial del festival. Querian invitar a alguien que pudiera realizar algo alterno a la pista de baile y con otro enfoque… Conociendo con anterioridad el festival y viendo la propuesta tan interesante –o “arriesgada”- que querian presentar en su debut para Colombia acepté de inmediato, sentí que era el espacio ideal para presentar la experimentación sonora que venia recolectando hace unos meses atrás y justo estaba imaginando mi música en un espacio diferente a un club, bar o bodega. Fue ahí donde despues de varias pruebas definí cual sería el tracklist para este podcast pues tuve la libertdad de tocar muchas canciones que seguro en una pista dejarían confundidos a muchos de los asistentes que esperan únicamente sonidos de fiesta.

Esa noche –al igual que en esta grabación- empecé mi set a 95bpms y con un intro que realicé a partir de samples y dialogos de una de mis peliculas favoritas, luego… sonó la lluvia, los sintetizadores profundos y las percusiones acompañadas de gritos o cantos ritualisticos, las personas allí reamente estaban conectadas con la música, desde la terraza hasta el patio sentí la presión, su concentración algo confusa y curiosa por los sonidos que envolvian la galería. Poco a poco el bpm fue subiendo y cada vez los sonidos eran más complejos, secuencias ritmicas entre el post-punk fueron dando paso al techno y electro que poco a poco se diluyó entre mezclas casi invisibles de 3 o 4 canciones eléctricas, hiptnotizantes y metálicas hasta que al final, todos estábamos sintiendo la energía y velocidad de 135 bpms retumbando nuestro pecho.

Para esta grabación, seleccioné algunos de los mejores tracks de esa noche, teniendo en cuenta cuáles cumplian con la idea narrativa y el reto que me habia puesto… comenzar a un bpm “bajo” y terminar a uno “alto”, aunque bueno, acá decidí agregar un final diferente. Termino con un últmo track a 92 bpms agregandole matices de ambient para cerrar toda la sesión.

Tu statement musical en la capital parece muy firme, tanto, que nos hace preguntarnos si transmutará a producciones musicales futuras. ¿Contaremos con releases de Mental State?Sí, esa fue una de las intensiones al definir este nuevo proyecto, la música que he venido haciendo se podría relacionar más con Mental State que con proyectos anteriores. Aunque actualmente me he dado un break para trabajar 100% en el diseño sonoro de un Fashion show junto a Le Zapatiere que se presentará en B Capital a mediados de octubre, estoy muy romantico con el tema de las máquinas así que espero que todo el sonido sea a partir de ellas. Por ahora, no tengo afán en publicar, la vida me ha enseñado que todo llega en su momento, solo necesitas ser constante.

¿Qué se viene para Mental State a futuro?
Siento que en este momento estoy en un proceso de cerrar ciclos y comenzar nuevos… Seguiré colaborando con Bass Hustlers Records como lo he venido haciendo durante estos años y el legado que dejaremos antes de dar el siguiente paso será culminar ‘Phases Podcast’, la propuesta más amplia que realizamos este año con el propósito de crear un estado de arte del techno en Colombia, vamos a la mitad de los 20 artistas seleccionados y ya han pasado grandes nombres por ahí… Ha sido algo mágico encontrar estos sonidos en Colombia y lograr reunirlos, conversar a cerca de lo que estámos viviendo actualmente en nuestro país y empezar a cuestionarnos qué se nos avecina.

Por otra parte, completar la colaboración junto a Le Zapatiere con el fin de involucrar mi sonido a otras aréas de interés personal… Me inspira mucho en mi trabajo Gosha Rubchinskiy y sus colaboraciones junto a Buttechno… La manera en que visualizan la cultura urbana y juvenil de Rusia. Espero que en Colombia llegue un punto donde la música, el rave, la tecnologia, la moda y las culturas alternas se relacionen, uniéndoce para realizar propuestas conjuntas… y por qué no, proponer cambios trascendentales para los próximos años. Espero también este año terminar mi primer EP con Mental State para lanzarlo a inicios del 2018 en un proyecto colectivo junto a otros artistas, también entre mis planes está hacer música con otra persona.

Y bueno, como nuevo ciclo les adelanto la primicia, estaré colaborando y participando activamente con Rubber Mind, un nuevo colectivo de bookings internacionales y eventos experimentales con el fin de abrir nuevas puertas a otros escenarios, enlazar propuestas nacionales y explorar nuevos sonidos en nuestro país, por ahora tenemos programados 3 eventos en lo que queda del año, dos presentaciones internacionales y una conjunta nacional… Luego de una exploración hemos encontrado algunos artistas con nuevas propuestas direccionadas o influenciadas por un enfoque experimental, junto a ellos estaremos construyendo algo para el 2018, matices de noise, post-punk junto al EBM, techno y electro.

 Me gustaría invitar a personas que desarrollen sus propuestas con tendencias o influencias experimentales en su música a que nos escriban, nos gustaría mucho conocer su trabajo. –Los estamos esperando / We are waiting for you-.

Por último, el próximo sábado 26 de agosto he sido invitado a seleccionar en Radionica vía live stream, invitaré a un nueva propuesta también a presentar un set. Mental State invites: Bàlaam

 Paz.

Mental State en las redes: Facebook | SoundCloud