Premiere: Mari Mattham – Arancia Acida
Fecha de lanzamiento: 30 Julio del 2018
Sello: Illegal Alien
Ya disponible en: Deejay.de

Tracklist
A1. Arancia Acida
A2. Logic Way
A3. Logic Way (Electric Rescue Remix)
B1. Arancia Acida (Alexander Kowalski Remix)
B2. F.U.C.K.
B3. F.U.C.K. (Brendon Moeller Remix)

Luego de haber lanzado Est Tremo en marzo, en el sello ‘Unknown Territory,’ donde Ricardo Garduno colaboró con un remix, el productor italiano y ex locutor radial, Mari Mattham, ha vuelto precisamente, al sello del Mexicano, llegal Alien, para presentar un ostentoso EP, ‘Logic Way’.

Con tres tracks originales y cuatro remezclas, Logic Way es el regreso de Mattham a llegal Alien luego de 3 lanzamientos previos, mucho más melancólicos y nostálgicos cuyos EP iban también revestidos por versiones de productores como Marla Singer, DJ Saint Pierre y Hans Bouffmyhrecada quién re-interpretando los tracks del italiano que en ese momento (hablamos de hace unos dos años, por ejemplo) parecían más enfocados a un techno casi shamánicoy contemplativo. 

Para esta entrega, el sonido de Mari es en definitiva, mucho más dance-floor driven, con remixes de productores enfocados en el propósito del EP: ser usado en la pista. Electric Rescue,  Alexander Kowalski y Brandon Moeller son los colaboradores que, en esta entrega, imprimen su estilo pero respetan al 100 el sonido de Mattham, manteniendo las bases intactas, revestidas con conceptos y adornos mucho más agresivos propiciando una sinestecia auditiva imperdible.

Con Arancia Acida, el track que decidimos estrenar hoy en Raversmag.com, podemos constatar dicha apreciación. Un track 100% pistero, que podría ser lanzado a mitad de un set para refrescar el compás del set, va construido con una base acid que aparece y desaparece en los breaks tres veces, mientras el tema corre, (de hecho, el track, está construido en tres partes que cambian exactamente al minuto). Modesto en su construcción pero con una potencia imparable, Arancia Acida es solo el abrebocas de este fantástico EP que toma una deliciosa fuerza mientras se va desenvolviendo –o abriendo– hasta llegar a su pulpa. Sí, como si se tratase de una naranja.