"Me encanta tocar en Sudamérica. La gente es más cálida y espontánea": Entrevista a Coyu

Por: Alejandro González Castillo

Estamos en vísperas de dos grandes festivales electrónicos en Colombia, BAUM Festival en Bogotá y BAUM Park en Medellín. Ambas fechas contarán con la presencia de Iván Ramos, “the Big Cat”, más conocido por su alias Coyu, uno de los nombres más importantes de la música electrónica española. Hablamos con Iván sobre los comienzos de su carrera como DJ/productor, su trabajo en el sello discográfico Suara y su amor por los gatos. A continuación, la conversación en detalle.

Lo primero que nos gustaría hacer en esta entrevista es hablar de tus inicios y la forma en la que empezaste a envolverte en el vasto y complejo mundo de la música electrónica contemporánea. ¿Cuáles fueron tus comienzos y qué te inspiró a seguir una carrera como DJ y productor?

Bueno, mis comienzos fueron, pues, como todos los comienzos, humildes. No vengo de ninguna familia con interés por la música. Tampoco en la zona donde vivía es que hubiese ningún tipo de interés por la música electrónica, pero de forma espontánea, autodidacta se me generó interés por la música, a la hora de, gracias a escuchar la radio, posteriormente a internet, era yo cuando yo tenía 14, 15 años, hace ya casi 20. Era la época en la que internet también empezó a cobrar fuerza y yo, pues, entraba en foros de música electrónica y gracias a esos foros y gracias a la radio, a ir a la ciudad (a Barcelona), porque yo vivía fuera de la ciudad, vivía en un pueblo cerca de la ciudad, pues gracias a ello empecé a interesarme por la música electrónica.

Al poco de entrar a este universo logré empezar a trabajar en diferentes magazines y webs online que hablaban sobre música electrónica. Con 18 ó 19 años ya estaba en la redacción de la principal revista de música electrónica y de baile en España, lo cuál me dió pie a poder conocer a muchos artistas, a mucha gente de la escena. En los 4-5 años que estuve trabajando como periodista musical pude entrevistar a prácticamente todos los artistas relevantes de la escena del momento, desde Chris Liebing a Loco Dice, Solomun, David Guetta también. Cualquier tipo de artista, pues tuve acceso a él gracias a realizar entrevistas y artículos, y bueno, poco a poco fui creciendo en este mundo electrónico. Siempre intenté estar alerta, intenté moverme por diferentes trabajos que tengan relación con la música. Fui runner, trabajé con artistas llevándolos a sus venues, trabajé como booking agent haciendo contrataciones de artistas, tuve mi propio radio show, hice de promotor, sobre todo muy al principio, a la hora de repartir tickets y flyers para las fiestas, también luego ya pude hacer mis propias fiestas, fui residente de diferentes clubs, y ya cuando empecé a producir, pues se me abrió ya el mundo de par en par, pude empezar a viajar y bueno hasta el día de hoy en el que por suerte ya he visitado como DJ más de 60 países y tengo la suerte de poder presentarme en diferentes ciudades y países cada fin de semana.

Eres uno de los DJ/productores más reconocidos en España y toda Europa, ¿cuál crees que ha sido el secreto de tu éxito y qué consideras necesario para seguir manteniéndote vigente en la escena electrónica actual?

Bueno, creo que el éxito ha sido el trabajo, la constancia. En este trabajo, en este negocio, aparte de talento, se requiere mucha constancia, mucho trabajo, muchas horas, saber elegir bien, saber cuándo y dónde dedicar esas horas, porque sí que es cierto que mucha gente trabaja mucho pero quizá no todo el mundo tiene la perspectiva adecuada y no todo el mundo dedica esa horas de forma correcta. Yo he intentado estar siempre muy despierto, siempre aprovechar todas esas oportunidades. Intenté desde el comienzo realizar cualquier cosa que tuviese relación con la música. Eso dio pie a poder conocer mucha gente del sector, a veces hay gente que piensa “ay, a mí no me gusta estar repartiendo flyers aquí en la calle, hace frío, y me dan una miseria de dinero”. Bueno, pero el hecho de empezar repartiendo flyers hace que puedas estar en contacto con la gente que realiza las fiestas. Si tú eres un DJ amateur y quieres ascender dentro de este negocio, tienes que empezar por algo. No vas a tocar en Berlín a las primeras de cambio, va a ser un ascenso muy lento en el que hace falta trabajar duro y estar atento a cualquier oportunidad que surja, y yo creo que mi carrera se ha forjado un poco en eso. Obviamente, para poder ser un profesional de este negocio tienes que tener cierto talento, pero sobre todo hay que tener es mucho trabajo, mucho sacrificio. Al fin y al cabo, esto no es sólo un trabajo, es una pasión, es tu vida, y como tal, pues tienes que esforzarte al máximo para poder llegar a donde todos quieren y sólo unos pocos pueden conseguir.

Suara, sello discográfico del cuál eres el referente principal, es uno de los más activos del mercado en cuanto a número de lanzamientos. Esto supone un arduo trabajo de curaduría y recopilación. ¿Cómo funciona toda la operación del label y cuáles son los procesos de selección de material y artistas por los que se rigen?

En Suara somos un equipo grande, pero la toma de decisiones en cuanto a lo que sale editado es cien por cien mía, así que tengo gente que me ayuda a la hora de seleccionar, porque al fin y al cabo, uno tiene una visión pero esa visión no tiene por qué ser siempre acertada, por lo cual intento que gente que también tiene cierto conocimiento me pueda echar una mano, sobre todo con ciertas releases en los que yo no estoy cien por cien seguro porque como actualmente estoy bastante centrado en un tipo, en un determinado sonido más particular que quizá hace unos años en donde editábamos prácticamente de todo, deep house, tech house, sonidos más progresivos, sonidos más oscuros.

Actualmente yo como artista he vuelto a mis raíces que son raíces puramente techno, y es donde actualmente me siento más a gusto, pero Suara siempre ha sido un sello ecléctico y quiero que lo siga siendo aunque yo no me sienta tan cómodo con el amplio abanico de sonidos que tenemos, entonces intento apoyarme de gente que sí está más centrada en estos sonidos que no son tan oscuros o tan agresivos como los que estoy yo  tocando ahora o estoy produciendo, para que de esa forma Suara siga siendo ese sello ecléctico por el cuál mucha gente nos conoce.

Puede que suene extraño, pero para ti, ¿cuál es la sana relación entre cantidad y calidad que se debe mantener al manejar un sello discográfico tan famoso como Suara?

Como te decía, Suara ha sido un sello en el que hemos editado mucha música de muchos estilos diferentes. Yo creo que Suara era como un sello en 4 porque cada semana editábamos una release, pero en la cual no tenían mucho que ver una con la otra. Por ejemplo, si editábamos una release de tech house la siguiente era más oscura, más techno, luego la siguiente era más de deep house. Hemos sido el único sello a nivel histórico en el que hemos podido tener éxito editando géneros muy diversos.

Por lo general cada sello discográfico tiene su sonido, y si por ejemplo pensamos en algunos de los sellos más importantes de la escena podemos catalogarlo como un sonido particular, por ejemplo Drumcode, es un tipo de techno que es bastante soft, que es bastante melódico, que es bastante atmosférico, no es muy oscuro, pero  por ejemplo, luego si nos vamos a Hot Creations, podemos decir que es un sello de house con sonidos más, un poco ácidos, un poco minimalistas, más de funky, de baile. Cada sello tiene su propio género, pero en Suara siempre hemos intentado evitar eso y ser el sello del no sonido, del no género en el que cada release podía ser de un mundo diferente, pero actualmente sí que es cierto que estamos más enfocados hacia el techno, hacia un techno más particular. Y si en el futuro se dan las circunstancias de que nos centráramos única y exclusivamente en un único estilo, yo siempre he dicho que Suara dejaría de editar 4 releases al mes porque creo que sería sobre-saturar el mercado, pero como incluso aún seguimos editando música diferente porque si tú chequeas todo lo que hemos editado todo este último año sí que es cierto que hay una preponderancia con el techno.

Pero por ejemplo el release que salió la semana pasada (“Her” de Cameron James Laing) es un tema pop con remezclas muy diversas. Remezclas por ejemplo de Prins Thomas que es un artista más indie, más funky, muy house. O por ejemplo Florian Kupfer que hace un tipo de electrónica menos de baile, más experimental, o Roman Poncet que es un artista techno. Entonces intentamos que haya cierta variedad en el sello, aunque actualmente sí que es cierto que estamos más centrados en el techno.

También sabemos que eres parte de Feline, otro sello discográfico un poco más underground y no tan visible. ¿Qué nos puedes contar sobre la línea musical, las producciones y los artistas de este proyecto alterno?

Feline es un proyecto pequeñito que nació por mi amor hacia el vinilo. Es un sello que únicamente sale editado en vinilo y que únicamente también editamos a artistas nacionales, artistas españoles. Eso es así porque, por un lado, por eso, como te decía, mi amor por el vinilo, yo he tocado en vinilo cuando comenzaba a ser DJ, nunca he tocado un CDJ siempre ha sido en vinilo, luego sí que me pasé al laptop que es el sistema o el set-up que utilizo ahora que es con laptop, y por otro lado nuestra apuesta por el producto local.

Creo que es importante que los sellos y artistas relevantes de cada país apoyen el producto local, porque al fin y al cabo eso hará que más gente se interese por la música electrónica. Si la gente que lo hace bien que está expuesta a nivel internacional, que tiene éxito dentro de su ciudad, en su país apoya la escena local, creo que es en bien de todos porque hace que más gente se interese, que más gente venga a las fiestas y por eso en Feline únicamente editamos artistas españoles, porque nos gustaría que más y más gente se interesase por la música electrónica en España.

Habiendo tocado en incontables lugares alrededor del mundo, ¿deberíamos suponer que la respuesta del público cambia de acuerdo al lugar o el tipo de evento en donde te estés presentando? Para ti, ¿cuáles son los mejores lugares para tocar?

Sí que cambia. A mí por ejemplo siempre me preguntan que cuál es mi sitio favorito a la hora de tocar y yo siempre respondo que a mí me encanta tocar en Sudamérica, ya que siento que la gente es más cálida, que es más espontánea, que es más… Tiene como más energía, hay más euforia en el ambiente. Mi país favorito para tocar es Argentina, pero en Colombia también me encanta tocar ya que siempre que voy siento ese calor, esa energía. No sé si es tanto porque al fin y al cabo yo soy catalán, soy español, soy latino y compartimos idioma y no sé si eso ayuda, pero sí me siento muy cómodo en Sudamérica, y como tal, veo que tengo mucho apoyo de la gente, viene mucha gente a mis fiestas. Y sí que es cierto que depende del sitio, de la ciudad o el país, el público es diferente.

Yo quizá creo que en Europa llevamos muchos años con la música electrónica, con la música de baile. Desde principios de los 80 ya se empezaba a escuchar música electrónica o algo que se le pareciese en Europa, y creo que tanto Sudamérica como en Norteamérica eso llegó un poco más tarde. Sí que es cierto que el techno y el house nacen en Detroit y en Chicago, pero si tú hoy en día por ejemplo vas a Detroit es una ciudad que tiene una escena muy pequeñita. Incluso, mucha gente joven que hoy en día sale de fiesta a los clubes de música electrónica, no conocen quiénes son los padres del techno, que son Juan Atkins, Kevin Saunderson, Derrick May, o Jeff Mills, que son artistas de Detroit, pero ellos incluso no lo conocen.

Creo que Europa está un poquito más avanzada en ese aspecto, por el hecho de que llevamos más años disfrutando de la música electrónica, y eso hace que el público a lo mejor no sea tan efusivo y que el público tanto en Sudamérica como en Norteamérica quizá a lo mejor no es tan conocedor como el que puede ser en Europa, pero eso hace que sea más entregado, que sea más efusivo. Y luego, bueno, y luego está que el carácter en general del latino, del sudamericano es diferente al europeo. Nosotros en Europa somos más fríos, somo más distantes; en Sudamérica todo es mucho más cercano, es mucho más amigable, y eso hace que las fiestas sean buenísimas, que lo pasemos todos tan bien, y por eso a mí me encanta tocar en Sudamérica, y yo me siento como en casa, siempre tengo muchas ganas de tocar en Argentina, en Colombia, en Perú, en Uruguay, porque me siento como en casa, o incluso mejor.

Ahora hablemos un poco de tus gustos. ¿Tienes alguna canción o algún artista favorito en estos momentos? ¿Cuáles son tus influencias más grandes al producir?

Bueno, no tengo en particular artistas favoritos. Sí que es cierto que, bueno, hay algunos artistas que se repiten en mis tracklists a la hora de tocar. Pero nunca he sido de tener artistas favoritos. Es raro que toque, no sé, 4 tracks de un mismo artista, creo que nunca me ha pasado. Nunca he sido una persona de tener ídolos con nada, ni con la música, ni, a mí me encanta el fútbol, es mi otra pasión, y tampoco he sido mucho de ídolos. Pero bueno, sí que es cierto que hay ciertos productores a los que acudo mucho a la hora de tocar, por ejemplo pues en Suara ahora estamos editando muchas producciones de un productor argentino que se llama Flug, que me siento muy cómodo con su música tanto a la hora de editarla en Suara como a la hora de tocarla en mis sesiones.

Luego, hay varios artistas, hay muchas artistas femeninas a las que estoy acudiendo para tocar canciones suyas, como Anna, la DJ/productora brasileña, Anetha, Rebecca, Charlotte de Witte, Amelie Lens, Insolate, hay muchas productoras que lo están haciendo increíblemente bien y creo que es necesario poner el foco en ellas porque, hace unos días yo dije, estará en Facebook, que las mujeres son el futuro del techno ya que es una escena dominada por los hombres y creo que es necesario que cada vez haya más chicas DJs y produciendo, porque de esa manera ayudará a que también haya más chicas en la pista porque si uno o una chica ve que hay más chicas dentro de la escena, haciéndolo bien, produciendo, teniendo oportunidades y esas oportunidades las aprovechan, yo creo que eso es muy inspiracional para chicas y chicos, para ambos casos, pero sobre todo para chicas, porque como te decía, el mundo de la música electrónica, especialmente del techno, es un mundo muy varonil en ese aspecto. Hay más chicos interesados en el techno que chicas, y yoncreo que puede cambiar con la ayuda de estas artistas que lo están haciendo tan bien y que están haciendo un trabajo tan importante, que aparte tienen una sensibilidad diferente a la que tenemos los DJs y productores masculinos, y creo que nos viene, como escena nos viene genial, que cada vez haya más chicas tanto en las cabinas, como en la pista.

La estética que manejan los art covers de Suara y tu apodo ‘The Big Cat’ denotan un gusto bastante marcado por los felinos. ¿Existe alguna razón en particular?

Bueno sí, a mí me encantan los gatos, tengo cuatro gatos en casa. Aparte soy el fundador de Suara Foundation que es una fundación que ayuda a gatos callejeros. Tenemos una cat house en Barcelona, que es una especie de cat café donde recogemos a gatos de la calle, cuidamos de esos gatos y cuando ya están listos para ser adoptados, la gente puede venir para conocerlos y adoptarlos. Esto me viene gracias al amor incondicional de mi novia hacia estos animales. Yo antes era, bueno, me gustaban más los perros, simplemente porque nunca había tenido contacto con gatos. Nadie de mi familia o mis amistades habían tenido anteriormente un gato, y bueno, pues gracias a ella descubrí el mundo de los gatos, me enamoré locamente de ellos y por eso en Suara las portadas son gatos y todo el universo de Suara tiene relación con gatos.

Finalmente, ¿qué podríamos adelantarle a nuestros lectores sobre tus nuevos proyectos y tu muy cercana presentación en el BAUM Festival este próximo 19 de mayo en Bogotá?

Sí bueno, ahora estoy acabando de trabajar en mi primer álbum que debería salir editado a final de año. También vamos a celebrar 10 años con Suara, hace 10 años que empezamos con el sello discográfico y vamos a hacer fiestas conmemorativas del sello, y bueno, pues con muchísimas ganas de presentarme tanto en BAUM Park en Medellín como en BAUM Festival en Bogotá, ya que siempre que he tocado en Colombia me he sentido súper cómodo. BAUM ya es como, la siento algo como mi casa, siempre que voy a Bogotá el trato de la gente es increíble. Me encanta tocar en BAUM, siempre pido a Hernán que me deje tocar el máximo número de horas posibles ya que es un espacio increíble en el que la gente está muy cerca de ti y a mí me encanta eso. Sí es cierto que en un festival no tienes el contacto del público tan cercano, pero bueno, es mi primera vez tocando tanto en BAUM Park como en BAUM Festival, siempre había sido en BAUM o en otros clubs o venues tanto de Bogotá como de Medellín, así que nada, muchísimas ganas de tocar la semana que viene allá y ya no puedo esperar porque hace ya mucho tiempo que tenía ganas de volver a Colombia y pues ya se va a dar en una semana.

Selecciona tu moneda