El artista bogotano LAMÄT presenta su nueva producción, Alpha & Omega EP


 

Por: Alejandro González Castillo

Kevin Franklin, más conocido dentro del circuito artístico capitalino bajo el alias de LAMÄT, presenta su nuevo extended play Alpha & Omega, a través del sello discográfico Neele Records. El label originalmente fundado en Ámsterdam, Países Bajos, y actualmente radicado en la ciudad de Hamburgo en Alemania, se enfoca en la recolección de música electrónica que ciñe los géneros del deep house, el techno y el tech house, sin dejar de lado los acercamientos a los sonidos minimalistas emergentes de todas partes del mundo.

El surgimiento de LAMÄT ha sido uno arduo y comprometido con la escena electrónica bogotana. Desde su participación en colectivos ya desaparecidos como MODESTA, sus actuaciones en otros proyectos como Enter the Void, y su incursión en el ruedo de las fiestas con dos versiones de la marca Zeitgeist, que presentó a artistas internacionales como Antonio de Angelis, ahora ha llegado el tiempo de continuar enriqueciendo su faceta como productor con una tercera placa en su discografía.

A este punto de su trayectoria, el artista colombiano no es extraño al reconocimiento transatlántico de sus producciones. Su trabajo Natural Experience EP, fue acogido por el sello discográfico español Molacacho Records, establecido en Barcelona, sin contar su inclusión en el compilado Black Series Vol. 2 con el track “Blue Pill”, editado por el mismo sello durante el 2017. En su haber también cuenta con lanzamientos nacionales de la mano del sello Absence Records, ampliamente conocido en la ciudad de Bogotá, contribuyendo con Einfach Schön EP, su producción de mayor duración a la fecha.

A lo largo de dos tracks titulados como lo sugiere el nombre del trabajo, LAMÄT explora sonidos altamente melódicos y con aires definitivamente misteriosos. La creciente “Alpha” abre el EP con arpegios que se van acumulando hasta verterse sobre los beats y los bajos que solidifican el cuerpo sobre el cual se sostiene la apertura del tema, que durante casi 9 minutos continúa construyéndose libremente, como la primicia de un plan cuidadosamente detallado.

El EP cierra con “Omega”, un corte masivamente expuesto y con una carga de energía determinante que evoca el fin de una creación iniciada en completa paz, pero que consiguió conquistar territorios tan profundos e íntimos que han sido exacerbados por todos los rincones de lo conocido, prácticamente imposibles de contener.

Las interpretaciones religiosas del Alfa y el Omega, el nombre de dios, el primero y el último, el inicio y el final son absolutas en el sentido que le dan a la explicación del universo, a todo lo que existe, al curso del tiempo y a todo aquello que se plantea como una posibilidad concreta. Confío en que esta sea la premisa de este breve, pero valiente trabajo musical, que no sólo evoca el viaje de uno más de los productores locales, sino la posible consagración de una visión artística dispuesta a explorar el universo y a darle una eventual explicación.