Juan Atkins

Es común escuchar en el mundo de la electrónica underground expresiones como “el papá del Techno”, adjudicándole dicho honor a una infinidad de DJs que aunque aceptable, lamentablemente, no es acertado. El Techno solo tiene un papá y ese es Juan Atkins no solo por crearlo, sino por bautizarle a este tipo de música que nos acelera el corazón de maneras desorbitantes, con aquel nombre. Gracias a The Hindie Corp – THC, tendremos al core del Techno, a la raíz, al inicio de todo este movimiento tocando el 28 de Enero en Baum, Bogotá.

La historia es esta: A mediados de los 80’s, en plena revolución industrial, la estructura socio-económica de Detroit se viene al piso, trayendo consigo el cierre de negocios y la paralización de la industria automotriz. La ciudad que hoy en día sigue en el mismo abandono del pasado de hace 3 décadas, fue la cuna del sonido del futuro gracias al ingenio de Juan Atkins quién inicialmente tocaba funk bass y luego de su primer acercamiento con la electrónica e inspirado en los sonidos de Kraftwerk, se propuso a cambiar el ritmo de la música al acoger este sonido innovador de sintetizadores y llevarlo a escalas impensables. Su primera adquisición fue un Korg MS-10 comenzando a grabar con decks de cassettes y un mixer para overdubs.

Luego de mucho practicar, le enseña a Derrick May a mezclar y juntos comienzan a tocar bajo el nombre de ‘Deep Space’ al que luego es introducido Kevin Saunderson mutando el nombre a ‘Deep Space Soundworks’. Juntos consiguen abrir un club ‘The Music Institute’ en pleno corazón de Detroit cuyo propósito –y en una actitud casi altruista– era recuperar el sentido de comunidad de la destruida ciudad donde pioneros como ‘Eddie “Flashin” Fowlkes y Blake Baxter se iniciaron al tiempo que inspiraban a la segunda oleada de tecnócratas como Carl CraigStacey Pullen y Richie Hawtin.

En el 82, Atkins junto a Richard “3070” Davis crean Cybotron y lanzan ‘Enter’, su primer álbum del cual sale el corte ‘Clear’ que quedó pegado en la cabeza de Atkins y el cuál sería la dirección que tomaría para moldear lo que pronto sería el género ‘Techno’. La canción que mantiene una base electrónica tipo Kraftwerk, mantiene también una evidente influencia negra y club, siendo este tema sampleado en infinidad de canciones de hip-hop y Missy Elliot la más reconocida por hacer hits a partir de ella.

Atkins luego comienza a grabar bajo el nombre de ‘Model 500’ y crea su sello Metroplex, hoy en día aclamado y pionero del techno. Su primer sencillo ‘No UFO’ fue un hit en Detroit y Chicago y es considerado una obra maestra del Techno al tener todas las características de la que partiría la música del futuro, cargados de funk y soul. Con todos estos logros en su haber, fue fácil nombrar a Atkins como ‘el padrino del Techno’. Le siguieron temas como “Night Drive”“Interference” y “The Chase” las cuales hicieron bien en la radios y que estaban inspiradas en los zumbidos de las fábricas de Detroit y viajes sobre la autopista I-96 por las noches.

Hoy en día Juan Atkins goza de un prestigio que nadie le podrá arrebatar. No solo basta con ser el pionero del género sino que su trabajo ha sido re lanzado en Europa y sigue grabando bajo nombres como Infiniti o Model 500 sino con que logró sacar las raíces negras de funksoul y R&Bde Detroit, una ciudad en plena decadencia a ver la luz del mundo en la oscuridad de los clubes.

Selecciona tu moneda