Han pasado tres años desde el lanzamiento de Internal Conversions, el maravilloso trabajo discográfico lanzado en el sello Asturiano, Polegroup, que si bien fue asociado como un trabajo introspectivo de Wünsch, era más bien una traducción onírica e imperceptible del proceso intermolecular que bautiza el álbum. Bastaba con escucharle, una sola vez, para dejarse llevar por una exquisita sinestesia de sonidos que transmutan en paisajes fluorescentes y se cobijan en la frialdad clínica de los sonidos mecánicos y metálicos. Además, si los sonidos estoicos e indiferentes que adornan el álbum, no eran suficientes para entenderle, quizás la reticencia en los nombres netamente “químicos,” paradójicamente, dejaban ver a un Christian totalmente hermético.

Con el nuevo trabajo discográfico del español, pasa exactamente lo contrario.

Sadistic Rituals, es el nombre que engalana el nuevo trabajo del Español, el cual –queremos pensar–, es una inmersión casi cinematográfica en la mente de un sociópata de clase alta, que forma parte de una extensa red solvente de sadistas, dispuesta a pagar lo que sea, con el único fin, de alimentar los demonios que le atormentan y dar rienda a su máximo placer: infligir dolor en otros seres humanos, víctimas del tráfico de personas, cuyas almas ya tienen precio y son sorteadas como juguetes… o son exhibidas en el internet como un show macabro al que solo, una pequeña y millonaria élite, tiene acceso como voyeristas.

Aunque el álbum circunda temáticas escabrosas inclinadas más hacia la acrolágnia (la práctica de infligir dolor sin propósitos sexuales), ‘Sadistic Rituals’ tiene que ver más con el poder. Las red millonaria que se mencionó anteriormente, no es nada si se compara con la ramificaciones neurológicas de un sadista, cuyos impulsos electromagnéticos (presentes en tracks como ‘Bleeding Walls’) envían una misma información inequívoca al victimario carente de dolo: ser un dios.

Esta posición megalómana, convierte la producción en un trabajo tremendamente visceral (si se le compara con Internal Conversion), pues conecta con la primitividad y el hambre de poder que siempre ha motivado al hombre desde sus inicios y se ha extendido a las diferentes áreas en la que el mismo, quiere gobernar y manipular. Behind Closed Doors, da pie a esta historia: melódico con synths distorsionados y tenebrosas capas apiladas unas con otras, mientras el eco de un corazón ansioso (o nervioso) se escucha de fondo, son el encuentro entre la víctima y el victimario.

Sexual Abuse –la danza no concensuada entre estos dos personajes– podría ser un impecable mental Techno, pero recibe un boost magnífico con un beat agresivo que se traga la canción. Degrading Exercise e Involuntary Sadism, quizás los tracks más densos de la producción, donde el dinamismo entre los cuerpos, es reemplazado por torsión y tintes siniestros que parecen una lucha entre la emancipación y el arrepentimiento resultan un placer culpable en el oído de quien les escuche.

De hecho, ese es quizás el propósito de Wünsch con este lanzamiento: más allá de ponernos en un rol de psiquiatra/forense, donde nuestra función es escudriñar el psique del sociópata protagonista de esta pieza, es también el de ponernos a reflexionar sobre los alcances humanos y sus intenciones de propiciar dolor por placer. El acid agitado en Senseless Act, recuerdan que nuestras ramificaciones mentales son idénticas genéticamente y que nadie esta exento de convertirse en un sociópata, pudiendo quedar al descubierto con Getting Exposed, un track que se funde de maravilla con el anterior mencionado y donde el corazón ansioso de Behind Closed Doors, es en cambio, un corazón aterrorizado.

Así, lo más interesante de Sadistic Rituals –además de producción minuciosa donde el layering es el gran protagonista– es precisamente esto: la simple necesidad de llegar al fondo de cada tema; el grado de reflexión que proporciona, o la composición tan rica, que da pie a un sin fin de teorías que finalmente lo que está haciendo es ponernos en los zapatos del sadista y nos pone a pensar en cómo sería nuestro crimen perfecto.

– JZ

‘Sadistic Rituals’ estará disponible ahora en Julio bajo el sello Tsunami Records.

Tracklist
01. Behind closed doors.
02. Sexual abuse.
03. Tied to chairs.
04. Violence and abuse.
05. Degrading exersices.
06. Bleeding walls.
07. Senseless acts.
08. Involuntary sadism.
09. Getting exposed.
10. Hidden faces.
11. Time for revenge.

About The Author

Related Posts

© Copyright 2016 Ravers Magazine. Todos los derechos reservados.
Share This