Si algo le debemos a la música underground, desde sus inicios, fue hacer de los clubes un verdadero lugar de liberación, que derrumbaba cualquier pared moralista y en cambio, daba espacio al hedonismo y la enmancipación. Para muchos –y debido a las persecuciones– los clubes se convirtieron también en un resguardo; en un refugio donde podían ser ellos (gays, lesbianas, trans, latinos, negros) y convivir por un par de horas, mientras se empoderaban de su persona, afloraban sus sentimientos y bailaban al ritmo de los DJs que promovían el amor propio, la liberación y el sello como símbolos revolucionarios.

Bill-bernstein-Paradise-Garage-Dance-Floor-1979

Para ese entonces, además de crear canciones de auto-aceptación, de resistencia y de contraposición, nacieron, también, canciones hacia el sexo, al cual convirtieron en un escape; en una forma de exhaltar la vida y de paso, en un acto de rebeldía que iba de la mano con las temáticas antes mencionadas. Dejando claro, que la sexualidad y el sexo mismo no son subversivos, sino actos de orgullo que contradecían –y siguen contradiciendo– el impuesto orden natural del mismo, como acción reproductiva y no de placer.

soma_leather_bar

Han sido décadas desde entonces, pequeñas manifestaciones y grandes revoluciones las que hemos vivido y que hasta el día de hoy no parecen cesar en temáticas que circundan la sexualidad y el sexo como temas tabúes en la sociedad. Y aunque la aceptación es cada vez más notoria, las actitudes bacanales y hedonistas han disminuido en las pistas, producto de una heteronormatividad inconscientemente impuesta entre los mismos asistentes que forman parte de la vida nocturna under.

Dada esta situación, en Raversmag.com quisimos voltear la tuerca, con nuestro primer playlist oficial via Spotify: CUMunion – 50 Canciones para celebrar el Orgullo, la Libertad y la Unión; curado en su mayoría por Robe Martinez, amigo colaborador de la revista, para celebrar el Pride que inicia desde hoy en casi todo el mundo y en el que exhaltamos el sexo; hacemos un repaso por ese hedonismo que imperaba en los tracks pisteros (hasta llegar a tracks del día de hoy) y finalmente, done reconocemos productores que, además de su orientación, han contribuido a ver la sexualidad como algo tan hermoso y de orgullo, que la han terminado impregnado en sus tracks.  

About The Author

Related Posts

© Copyright 2016 Ravers Magazine. Todos los derechos reservados.
Share This