En el 2011, un nuevo sello arremetía contra todo paradigma establecido en la cultura Techno; un sello que derribó los parámetros y se impuso con lo que sería una nueva oleada que se apoderaría de la escena hasta el día de hoy. Se trataba de Dement3d, el sello parisino que no solo se estableció repentinamente sino que dio a luz uno de los proyectos más interesantes y cautivadores en la actualidad: Polar Inertia.

Con un sonido que en vez de siniestro es más bien “cinematográfico,” Polar Inertia hizo su debut en el mismo año con una propuesta arriesgada, donde además de una refrescante propuesta en la que el poderoso beat característico del género pasaba a un segundo plano y se dejaba devorar de las aftmósferas siniestras que rodean cada producción, afianzaba con una propuesta visual dramática, cruda y algo pretenciosa. Algunos le dicen a esta nueva oleada “Ambient Techno” o “Contemporary Techno”. Otros, sencillamente le llaman Techno.

polar_inertia2

Los sonidos que se funden entre bases clásicas de raves noventeros con arreglos cósmicos o de ciencia ficción han venido haciendo un cambio en el devenir musical. La indudable modernidad en las piezas, la intensidad en la repetición, su base principal hipnótica y las sensaciones de niebla y tinieblas que provocan las producciones se han convertido en un nuevo punto de referencia en los nuevos y viejos talentos que se decantan por composiciones más densas y altamente conceptuales.

Indirect Light fue el debut del francés, que inicialmente se pensó sus responsables eran Francois X y Heartbeat, cabezas del colectivo y sello Dement3d; luego se asumió que era Voiski pero, el discurso plasmado en los tracks donde una siniestra voz habla de ansiedad, del mismo momento polar y de su aversión por ser recononcidos como “algo” o “alguien” fueron desvaneciendo la idea de que Polar Inertia eran realmente X o Y productor y en cambio, era un proyecto de energía dispuesto a torcer el mundo.

Con cada lanzamiento firmado bajo el sello Dement3d, el renombre que ha recibido la casa del proyecto audiovisual se ha disparado a niveles inimaginables en popularidad. Aún así, el anonimato y la vibra de misterio que le sigue rodeando es tan densa como la niebla en sus tracks que de paso se ha convertido, realmente, en una coraza protectora para el sello.

The Last Vehicle, donde nació uno de los tracks más charteados y mezclados por artistas hasta la fecha, Major Axis, sirvió de inspiración para la oleada de productores nórdicos que se afianzarían gracias a su sonido. Entre ellos Abdullah Rashim, quién participó con un ostentoso remix en el EP de remezclas del mismo nombre, en el que Francois X y Silent Servant también colaborarían.

Con Kinematic Optics, Polar Inertia abarca terrenos inexplorados por su peligrosidad. Sonidos de cloacas, alcantarillas y el sci-fi presente que exponencian este sonido del futuro hacen de KO el trabajo más ambicioso del productor, quien finalmente, en el track que bautiza el EP hace un guiño de su nombre, como si se tratase de un asesino en serie, quien a sabiendas de tener una obra maestra, no podía pasar en alto el anonimato de su autoría. Tenía que dejar una pista.

La única diferencia es que la tortura de Polar es más psicológica, jugando con nuestros sentidos y sensaciones. La angustia en Floating Away Fire, la rigidez y frialdad en Hell Frozen Over –que de paso recuerda esa paradoja compositiva de frio caliente y calor gélido– juegan un papel importante en la sinestesia del oyente. La verticalidad ondular de Vertical Ice cuyos sonidos de ciencia ficción se magnifican con los arreglos clásicos y melódicos, hacen de Kinematic Optics, una obra maestra que acerca la experiencia del clubbing, a la de una visita a un museo de arte contemporáneo. La excusa perfecta y cultural para no perderse a este ARTISTA.

Polar Inertia se estará presentando hoy, 15 de Junio en Vagabond Bogotá.

© Copyright 2016 Ravers Magazine. Todos los derechos reservados.