El pasado lunes en el margen del festival Orbit en Túnez el mundo fue sorprendido con la noticia del cierre de una discoteca en el país africano, porque uno de los djs, el británico Dax J, mezclo un tema con un sampler que incluía la llamada a la oración musulmana.

El hecho fue considerado de suma relevancia y bastante grave por las autoridades locales que ordenaron el cierre de la discoteca y la detención del dueño. A su vez el Dj recibió un sin fin críticas y amenazas de muerte en sus redes sociales hasta el punto de verse en la obligación de cerrar sus cuentas.

El día de hoy la historia continua con el triste comunicado de la sentencia del tribunal de Hammamet, según lo publicaron varios medios tunecinos,  en donde se le condena al dj a un año de cárcel por haber tocado ese tema. Por lo pronto, el dj no podrá volver al país ya que sería encarcelado. De otro lado, el dueño del local ha sido puesto en libertad aunque la discoteca permanecerá cerrada por ahora.

About The Author

Related Posts

© Copyright 2016 Ravers Magazine. Todos los derechos reservados.
Share This