Lo interesante de ‘All The Right Noises’, el nuevo trabajo de Roman Flügel, firmado bajo el sello ‘Dial Records’ (con el que parece mantener una estrecha relación luego de dos lanzamientos previos) es quizás, el diálogo que Roman busca establecer con sus seguidores, a través de una asociación semántica bastante particular que inició desde hace un tiempo, con fotografías en su fanpage de Facebook: los hoteles.

A través del PR enviado junto al álbum, Flügel, hace saber su interés por las habitaciones de hoteles; haciendo hincapié, en las camas vacías de estos. No muy claro en la prosa, pero alineándole con la vida de un DJ y las muchas fotos de camas en su cuenta personal, se podría deducir que su vida personal y creativa, se ha concebido principalmente en la soledad y resguardo de lo que pueden significar las cuatro paredes de estos espacios habitados temporalmente, antes o después de sus presentaciones en cualquier lugar del mundo.

romanflugelbeds

Con ‘All The Right Noises’, Roman presenta entonces, un bellísimo álbum pensado para el disfrute dentro de estos lugares y, a pesar de mantener la esencia de su sonido “intergaláctico,” decide alejarse abismalmente del compás 4/4 discotequero que caracteriza sus enérgicos sets, encontrando un comfort y reposo en ritmos downtempo con una base mucho más ambient y acordes. Aún sí, el Techno sigue presente en la producción, solo que en menor proporción mientras que las composiciones, pensadas esta vez más clásicas, se entrelazan con sonidos psicodélicos, producto de los excesivos synths con los que el DJ vive fascinado.

El álbum inicia con ‘Fantasy’, que para el productor de Frankfurt es de las tres pistas que enmarca el disco. Un lánguido piano, inmediatamente nos transporta a los momentos de desolación e introspección, durantes las altas horas de la noche, donde el ruido de las ideas no parece esclarecerse. ‘The Midnight Suns,’ el segundo track y según Roman, el que realmente abre el disco, es una tonada maravillosa cuya cohesión se hace tan dispersa que justifica, precisamente, los motivos del productor en enfocarse en la libertad de la estructura olvidándose de las reglas y parámetros.

Inquieto y voluble, ‘The Midnight Suns’ abre a temas tan psicodélicos y enérgicos como ‘Dead Idols’ para luego decaer en el letargo propuesto en ‘Nameless Sake.’ A estas alturas, el álbum va tomando un tinte mucho más angustiante e inestable pero coherente, corroborándose en ‘Warm & Dewy, un track exageradamente volatil y juguetón que se convierte en uno de los destacados del disco.

romanflugelbeds2

‘Dust,’ de retumbes fantasmagóricos, es quizás la pista más ambiciosa y cercana al trabajo que define al productor; un estridente corte psicodélico, que evoca las mejores épocas del avant-garde y que termina de dar forma al álbum. Con preciosos temas como ‘Believers’ o ‘All The Right Noises,’ hasta llegar a la canción final, ‘Life Tends To Come And Go’ en el que, luego de un viaje al planeta de los sueños, “Zorg”, Roman cierra la narrativa musical asociando lo efímero que puede significar un cuarto de hotel con la vida misma: hoy estamos aquí; mañana, quien sabe.

El piano lánguido regresa con una nueva nostalgia, con la que se despide de aquel lecho que fue suyo durante un corto periodo de tiempo; en el que desapareció cualquier rastro de euforia fiestera; donde el único beat dominante, es el del corazón y donde el silencio parecer ser el único ruido correcto –y necesario– justo antes de hacer el checkout.

– JSZ

© Copyright 2016 Ravers Magazine. Todos los derechos reservados.